viernes, 25 de abril de 2008

LA PARASHA DE LA SEMANA

Este Shabat festejamos el séptimo día de Pesaj, tradicionalmente conocido como el día del cruce del mar Rojo, luego de la salida de Egipto.

Habiendo festejado los dos primeros días en nuestros sedarím, transcurrieron los días de Jol Hamoed, y llegamos a los dos últimos días festivos que coinciden con Shabat.

Que significa el recuerdo del cruce del Mar Rojo?,
Cual seria el mensaje y la enseñanza para nuestra comunidad hoy?

Considero que el aprendizaje mas importante seria el de la esperanza, confianza en nosotros mismos, en nuestra comunidad y sobre todo esperanza en D´s.

El pueblo de Israel salió de Egipto en forma apresurada, sin tiempo para preparar el pan y de allí las matzot que comemos durante estos días. Se dirigieron por el camino del desierto y se encontraron con el mar que debían cruzar.
Allí el pueblo tuvo miedo. Por un lado el mar, detrás de ellos el ejército de los egipcios y la pregunta de cómo iban a cruzar.
Clamaron a D´s y el mar se abrió y como consecuencia nuevamente la salvación.

La alegría del pueblo se expreso en el poema Shirat Haiam que leemos en la Torá y de allí la continuidad del camino hasta llegar a los pies del monte Sinaí y la entrega de la Torá.

Para mí, el significado de estos días es el de profunda esperanza. La razón es que Pesaj nos da la oportunidad de recordar y aprender la historia de nuestro pueblo alrededor de una mesa con comida y la posibilidad de preguntar y preguntarnos acerca de nuestra identidad judía.

Pesaj y el símbolo de los cuatro hijos nos ubica en los diferentes lugares de ser sabios, rebeldes, simples y también en el lugar de reconocer que no sabemos y que podemos aprender y por eso la oportunidad invalorable de nutrirnos más allá de la rica comida de la fiesta.

Pesaj ocurrió en Egipto, se celebro en el desierto, lo hacemos en nuestras casas y a través de la copa de Elías pensamos en un Pesaj del futuro que para nuestros Sabios, será el inicio de un futuro de paz y armonía, que nos encontrara, asi como leemos en las palabras escritas por el profeta Isaías, reunidos los pueblos del mundo.

Muchos acontecimientos difíciles ocurrieron a lo largo de nuestra historia durante la festividad de Pesaj, algunos de ellos los hemos evocado durante estos días: el levantamiento del Ghetto de Varsovia, la Inquisición, las acusaciones de Crimen Ritual contra los judíos en Rusia y aun asi, continuamos con nuestras celebraciones.

Acercándonos a Iom Haatzmaut
y parafraseando la letra del himno de Israel, HaTikva- la esperanza-

Es mi deseo que esta fiesta pueda seguir estando en nuestros corazones
y en nuestra practica, dado cada vez mas sentido a la pertenencia a
nuestro pueblo y tendiendo lazos para la armonía en este mundo
tan convulsionado que vivimos.

Pesaj Le Atid, el pesaj del futuro empieza este Shabat a través de nosotros. D´s quiera que sea en paz y fortificando nuestro vinculo a la tradición del pueblo de Israel.

Shabat Shalom y Jag sameaj

Rab. Rubén Saferstein