viernes, 25 de abril de 2008

LA RESISTENCIA

Resistencia
Por Jaim Guri
*Resistió quien consiguió un trozo de pan

*Resistió quien dio clases a escondidas
*Resistió quien escribió y distribuyó un diario clandestino poniendo fin a falsas ilusiones
*Resistió quien introdujo secretamente un Sefer Torá
*Resistió quien falsificó documentos "arios" que salvaron vidas
*Resistió quien condujo a los perseguidos de una tierra a otra
*Resistió quien describió los acontecimientos enterrándolos en papel
*Resistió quien ayudó a los más necesitados
*Resistió quien pronunció aquellas palabras que lo llevaron a su propio fin
*Resistió quien levantó el puño contra los asesinos
*Resistió quien transmitió mensajes entre los sitiados, y consiguió traer
provisiones y algunas armas

*Resistió quien sobrevivió
*Resistió quien combatió armado en las calles de ciudades, montañas y bosques
*Resistió quien se rebeló en los campos de exterminio
*Resistió quien se rebeló en los ghettos, entre muros caídos, en la revuelta más destituida de esperanzas que supo alguna vez el ser humano.

Recordar el Levantamiento del Ghetto de Varsovia nos presenta un escenario que debemos repensar. Durante años esta jornada nos daba la oportunidad de recordar a aquellos que con valentía decidieron enfrentar al ejército nazi. Grandes nombres de grandes protagonistas inundaban nuestros recuerdos.
Con el transcurrir de los años y la reflexión producida tras las investigaciones históricas, la memoria del Levantamiento nos sitúa en otro lugar, nos invita a recordar también a todos aquellos que, anónimamente, resistían día a día el proceso de deshumanización inaugurado por el régimen nazi-alemán en 1933. Hombres, mujeres y niños que desde una experiencia progresivamente cruel redescubrían la dignidad en hábitos simples de la vida cotidiana.