jueves, 15 de mayo de 2008

NOTICIA DE INTERES - SHOA

El Museo del Holocausto de Buenos Aires, en el Día Internacional de los Museos
El Museo del Holocausto de Buenos Aires participará de las actividades por el Día Internacional de los Museos, el domingo 18 de mayo entre las 14 y 19 hs (Montevideo 919), con entrada gratuita.
Se realizarán visitas guiadas a la muestra permanente “Imágenes de la Shoá” (14 hs). A las 16 y a las 17 hs se proyectará el film “Mujeres de la Shoá”, producido por la Universidad de la Matanza para el Museo del Holocausto de Buenos Aires y emitido recientemente por Canal 13.
Este año la conmemoración, promovida por el Consejo Internacional de Museos (ICOM), se llevará a cabo bajo el lema "Museos como agentes de cambio social y desarrollo". Asimismo, la Secretaría de Cultura de la Nación, a través de su Dirección Nacional de Patrimonio y Museos, tiene prevista la publicación de una revista con información de las actividades que realizarán los museos de todo el país.
* * * * * * * *

UN SOBREVIVIENTE DE LA SHOA
David Galante, sobrevivió de Auschwitz: “Me liberé realmente cuando pude contarlo”
Descendiente de los judíos expulsados de España por la Inquisición, David Galante fue a los 18 años uno de los 1.800 judíos de la isla de Rodas (Grecia) que en 1943 fueron deportados al más feroz de los campos de concentración que montó el régimen nazi: Auschwitz. Y también uno de los 120 que  sobrevivieron. Después resistió el viaje de polizón a la Argentina y los 15 días de prisión en Devoto a los que lo condenó un juez por entrar ilegalmente. Tardó más de 50 años en contar lo que pasó. Se guardó esas historias y se "refugió en el olvido". Años después logró ponerle palabras a la vida en el campo de concentración, los trabajos forzados, la pérdida de sus padres y tres hermanas y la desolación de la posguerra. Así nació "Un día más de vida", el libro sobre su historia que escribió Martín Hazan. "Los rusos me liberaron físicamente, pero contar lo que pasó fue mi liberación personal, fue como expulsar el infierno", reconoce Galante que hoy, a los 81 años, hace de su testimonio una verdadera militancia a la que dedica casi todos los días de su vida brindando el relato a quienes visitan el Museo del Holocausto, en Capital Federal. Ese mismo testimonio fue el que ofreció a los adolescentes rosarinos en su paso por la ciudad, donde estuvo esta semana invitado por la Daia Rosario para participar de diversos actos programados por el Día del Holocausto.
Fuente: La Capital, de Rosario (11 - 05 - 08). Para leer la entrevista completa, clic aquí: http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2008/05/11/noticia_5783.html
* * * * * * * *
Sherit Hapleitá y Generaciones de la Shoá junto a Marcha por la Vida 2008.

Este año viajó a Polonia e Israel un contingente que supera las 300 personas. 250 jóvenes y 50 adultos recorren los sitios paradigmáticos de la Shoá y culminan su viaje celebrando la instauración del Estado de Israel. Su marcha sobre los suelos que alguna vez nos albergaron, pisando los restos de sangre que aún laten y abonándolos con la luz de la memoria y la fuerza de la determinación de vivir, termina en la alegría y el triunfo de la tierra propia renacida.
Los sobrevivientes Irene Dab, Judith Horvat, Lea Novera, Dina Ovsejevich, Katy Kertesz, León y Hanka Grzmot, Zosia Klawir, Aaron Balbarisky y Helene Gutkowsky e hijos de sobrevivientes Zully Peusner, Aída Ender, Susy Luterstein Ana Balbarisky y Diana Wang condujeron actividades que incluían testimonios y conceptualizaciones.
Durante el mes de abril, dos actividades en Hebraica, tres en Ort, una en Buber y otra en Tarbut llevaron a los jóvenes la presencia y la voz de los sobrevivientes y con ello la oportunidad de conocerlos y aprender de sus experiencias.
El objetivo fue que las imágenes de victimización que reciben en los escenarios del horror se complementen con aquellas otras en las que la dignidad judía se levantó por sobre los intentos de deshumanización y destrucción física, espiritual y cultural.
El eje de las actividades fue las resistencias, las resistencias de todo tipo no solo la resistencia armada, todo lo que los judíos hemos hecho para seguir vivos, humanos y judíos.
Es de resaltar el compromiso de las instituciones involucradas y el interés evidenciado por los jóvenes que habla de un serio e intenso trabajo formativo previo. Se fueron con el pedido de seguir, a su regreso, con la tarea comenzada. En los jóvenes está el futuro.
Sherith Hapleitá – Generaciones de la Shoá
Sobrevivientes e hijos de sobrevivientes unidos en la transmisión