martes, 10 de junio de 2008

EN TORNO A LAS ELECCIONES EN LA A.M.I.A.


"VAMOS A ABANDONAR LA EXPOSICION POLITICA"
Fuente : Clarín
Por : Marcelo Helfgot

Salvo por la kipá, el pequeño gorro ritual que usa sobre su cabeza, Guillermo Borger no da la imagen de un religioso judío típico. Saluda a las mujeres con un beso y viste de mangas cortas en el verano, a contrapelo de la rigidez que manda la ortodoxia. Sin embargo, a la hora de relatar los proyectos que llevará adelante en la AMIA, da la sensación de ser un férreo defensor de los dogmas históricos de su religión.
Borger se convertirá desde el 12 de junio en el primer religioso enrolado en la ortodoxia que presidirá la entidad madre de la comunidad judía en sus 114 años de existencia. Dueño de una empresa de audio, llegó al país a los tres años desde Alemania, donde nació en una familia que sobrevivió al Holocausto. Al día siguiente de ser electo, Borger viajó a Israel para asistir al casamiento de una sobrina y aprovechó para reunirse con dirigentes locales. Antes del regreso, le contó telefónicamente a Clarín sus objetivos en la AMIA. Los principales, remarcó, serán "reforzar su papel de representante de los judíos genuinos" y "abandonar la exposición política" que tuvo la mutual desde el atentado terrorista aún impune que sufrió en 1994, con un saldo de 85 muertos. Durante los noventa, sectores de la AMIA se acercaron al menemismo y ahora al kirchnerismo.

¿Cuáles son los cambios que piensa introducir en la gestión que dirigirá hasta el 2011?
Vamos a reforzar el papel de la AMIA como representante de los judíos genuinos.

¿Qué significa ser un judío genuino?

Es tener una vida basada en todo lo que dictamina la Torá, nuestro libro sagrado. Es un concepto que siempre tuvo la AMIA, pero desde ahora haremos más hincapié para que siempre sea así.

¿Cuáles serán sus prioridades?
En primera medida, vamos a abandonar la exposición política que tuvo la entidad en los últimos años, porque ese papel le corresponde a la DAIA. Como mutual, vamos a priorizar la acción social y, sobre todo, el mejoramiento de la educación, porque reforzar los conocimiento nos defiende a los judíos más que los pilotes colocados frente a nuestras instituciones.

¿Piensa acentuar los contenidos religiosos en las escuelas laicas de la red judía?
Fíjese que las escuelas observantes crecieron, mientras se cerraron muchas de las que usted llama laicas.

¿Usted cómo las llamaría?
No del todo observantes. Claro que es una paradoja que se llamen judías si no son observantes de la religión. -Pero hay personas que se identifican como integrantes del pueblo judío, pero se declaran ateos. -Es contradictorio. Yo no entiendo esas filosofías modernas. En todo caso, son ellos los que no tienen las cosas claras. -

¿Van a admitir a hijos de matrimonios mixtos?
Hay leyes que deben respetarse. Y ésa es tarea del Rabinato central que funciona en la AMIA.

¿Coincide con el rabino Samuel Levin que declaró inaceptables a los matrimonios mixtos? -No lo oí.

¿Levin es el líder espiritual de su lista?

Exacto, es el líder espiritual.

¿Le reclamará al Gobierno nacional por la falta de justicia por el atentado?

Esperamos tener buen diálogo con el Gobierno nacional. Pero la estrategia judicial no debemos trazarla nosotros sino la DAIA, que es la representacion política de la comunidad. Nosotros vamos a aportar todo lo necesario para que se haga justicia.

¿Van a aceptar las conversiones de los rabinos reformistas?

Tenemos que conversar.

¿Le parece que hay un fenómeno de retorno a la religión?

Lo que se llama retornismo es un movimiento de acercamiento al ser judío genuino, porque había un amplio desconocimiento sobre los dictados de la Torá como forma de vida.
* * * * * * * *

¿Qué significa ser un judío genuino?
Por Alejandro Borensztein
En la a edición del pasado sábado 7 del diario Clarín, Guillermo Borger, el nuevo presidente de la AMIA, declaró textualmente que, su nueva gestión va a " reforzar el papel de la AMIA como representante de los judíos genuinos". Ante la consulta del periodista sobre qué significaba ser un judío genuino, el Sr. Borger indicó textualmente que judío genuino es aquel "que tiene una vida basada en todo lo que dictamina la Torá" (Antiguo Testamento). También declaró que "es una paradoja que se llamen judias las escuelas judías que no son observantes o religiosas". O sea que los colegios Tarbut o la ORT, por citar dos de los más prestigiosos colegios judíos, no serían considerados como tales. Para terminarla, y en relación a los chicos judíos nacidos de matrimonios mixtos, expresó que "hay leyes que deben respetarse".Como si fuera poco, en la misma semana, otro diario publicó un reportaje al Rabino Samuel Levin, máximo representante de los judios ortodoxos y, según reconoció Borger a Clarín, guia espiritual del nuevo presidente de la AMIA. En la nota, el Rabino remata textualmente con esta inolvidable frase: " usted va a ver que en la época de hoy, si vivimos con el sistema de la Biblia de 3.000 años atrás, todo iría bien, todo se arreglaría"(Diario Crítica del 27 de Mayo pasado).
En fin, "boina" gente.Yo soy judío, quiero ser judío, me siento judío, me sé judío y, lo más importante: estoy orgulloso de serlo. Pero no soy religioso. No soy creyente. ¿Acaso entonces, y de acuerdo a lo que dicen estos señores, no soy un judío genuino? Todos mis antepasados, hasta donde pude rastrearlos, por parte de padre y de madre, fueron judíos. Incluído mi tatarabuelo, el gran Rabbi Avram Borensztein, nacido en Polonia en 1811. Mi abuelo Samuel, que vino de Polonia en 1923 y respetaba las tradiciones, sin ser religioso ni creyente, ¿no era un judío genuino? ¿Y mis tios? ¿Y mis hermanos? ¿Y mis primos? ¿Y mis hijos? ¿Y mi viejo, Tato, que llegó a ser uno de los judíos más reconocidos, notables, respetados, y homenajeados de la historia argentina, no era un judío genuino? Si prefieren no sigo con mi familia,Pensemos en Woody Allen. Tampoco tiene una vida basada en la Torá tal como exigen el Sr. Borger y el Rabbi Levin, sobre todo cuando cada mañana despierta abrazado con su hijastra coreana Soon Yee. Sin embargo, ¡levante la mano el que piensa que Woody Allen no es un judío genuino! Tan genuino como el Rabbi Levin.¿Y Groucho Marx, Steven Spielberg o Marcos Aguinis? Tampoco son ortodoxos, sin embargo son judíos como el que más. César Milstein, Daniel Baremboin, Paul Newman. Leonard Bernstein y Richard Meier, la lista es interminable. ¿Y Ben Gurión y Golda Meir? Simplemente fueron un par de extraordinarios judíos genuinos que fundaron el Estado de Israel en donde los Levin y los Borger pueden rezar todo lo que quieran, sin que nadie los perturbe. Me gustaría saber qué opinan las nuevas autoridades de la AMIA sobre Sammy Davis Junior: negro, bizco, alcóholico& ¡ y judío !¿Por qué estos ignotos fanáticos tienen derecho a pontificar y sentenciar quién es y quién no es, un judío genuino? Se me dirá que fanáticos hay, inevitablemente, en todas la religiones. Es verdad. Pero a mi me preocupan los fanáticos judíos, justamente porque son mis fanáticos, porque yo soy judío. Definitivamente judío y tan judío como ellos.
Se me dirá que han ganado, por primera vez en 113 años de existencia de la AMIA, en elecciones libres y democráticas entre 25.000 votantes. Pero eso no da derecho a descalificar a cientos de miles de judíos que vivimos en la Argentina y que no somos ortodoxos. Muchos de los cuales ni siquiera somos creyentes.A diario vemos lo que el fanatismo ha conseguido en el mundo, y a dónde nos ha llevado esta mentalidad. Cada uno tiene derecho a pensar lo que quiera, pero no a imponerle sus pensamientos a nadie.Mi viejo tenía un personaje que se llamaba el Tio Josei (4 letras J-O-S-EI) y solía repetir una muletilla: "Toda boina gente, pero si boina gente se enoja es boina gente peligrosa".
* * * * * * * *
TIEMPO DE DECIR QUE PIENSO

MIGUEL TOIMAHER*
Por respeto a mis compañeros no publiqué mis pensamientos hasta ahora, pero, a vista de los últimos acontecimientos, me siento obligado a decirle a mi comunidad que es lo que pienso y como actué durante la elección de la nueva Comisión Directiva de la AMIA.
La lista 1 se pensó y se armó para darle a la comunidad judía una nueva herramienta de participación desde la que pueda proponer su propia voz en el corazón de nuestra kehila, la AMIA. En ese armado intervinieron referentes de todo tipo de instituciones con mucha y muy variada experiencia a cuestas: socio-deportivas, templos conservadores, y escuelas de la red, más otros importantes referentes de instituciones centenarias y personas con simples ganas de participar y sumarse.
La lista 1 jamás se propuso ganar la elección, ese no era su objetivo, la idea desde el inicio era lograr la mayor cantidad de votos posibles para poder luego, en una coalición de gobierno, defender los principios por los cuales luchábamos y que oportunamente comunicamos durante la campaña, siendo los dos más importantes CEMENTERIO PARA TODOS Y RABINATO PLURALISTA. Siempre estuvo claro para una parte importante de nuestro grupo que esos principios no podían defenderse en una alianza con los ortodoxos, porque NO NOS RECONOCEN COMO JUDÍOS, ni antes, ni después de darles los votos, tal como surge de la entrevista a Guillermo Borger (presidente electo) en el diario Clarín de la semana pasada y que sumado a las últimas declaraciones del Rab Levin en Radio Mitre y el diario Crítica, constituyen el pensamiento profundo de los integrantes de la lista 4.
Por motivos que aún desconozco, y otros tantos que estoy intentando comprender, nuestro grupo se inclinó lenta y decididamente hacia un acuerdo con la lista 4. Es cierto también que NO LE FALTÓ RESPONSABILIDAD en este fracaso a quienes desde la lista 3 no generaban los espacios necesarios para conversar de manera orgánica y adecuada.
Los esfuerzos de quienes propiciábamos respetar los principios que el grupo se propuso desde un comienzo, se vieron cabalmente disminuidos al ganar por distintas razones, cada vez más adherentes la propuesta de aliarse con la lista 4. Muchos de nosotros, disconformes con esta decisión, resolvimos votar a favor en la asamblea del RAT PARA RESPETAR EL ACUERDO INTERNO al que habíamos arribado semanas antes en el que sostuvimos que la decisión de la mayoría (muy estrecha por lo que recuerdo) sería aceptada por el grupo en su conjunto.
La lista 1 había consensuado por diferentes motivos no acompañar un gobierno de Abraham Kaul, y en función de ello le solicito a la lista 3 que procediera a proponer otro candidato, pero jamás se trabajó el escenario que resultaría en caso de que Kaul no bajara su candidatura, ahora comprendo que adrede, ese debate se postergó hasta el final cuando otros proponíamos darlo antes. La intransigencia de Kaul fue la EXCUSA PERFECTA para cerrar con los ortodoxos, a pesar de que las consecuencias de este acuerdo eran sustancialmente peores. Dentro de la lista 1, hay fervientes defensores de la diversidad judía, del total esclarecimiento de la causa AMIA, del diálogo inter-religioso, y de la AMIA social y política, temas que caerán inevitablemente en saco roto durante esta gestión.
Por mi parte intenté generar espacios de debate para modificar esta postura, pero las personas que yo confiaba apoyarían mi visión y que por su liderazgo lograrían disparar la duda en nuestra lista, no me acompañaron. No me arrepiento de haber armado este espacio que sumó liderazgo y honestas intenciones al debate comunitario.
A pesar de todo esto, no voy a convalidar con mi silencio ni a aceptar que se propongan por medios masivos de comunicación frases ofensivas y discriminatorias, que para mi asombro, ESTAN DIRIGIDAS PRINCIPALMENTE A LOS MIEMBROS DE LAS INSTITUCIONES CUYOS PRINCIPALES REFERENTES LES DIERON EL VOTO EN LA ASAMBLEA DEL RAT PARA QUE FORMEN GOBIERNO, lo que además de hablar de intransigencia desnuda ingratitud, soberbia e ignorancia.
Aprendiendo de mis errores, no tengo otro camino que intentar reparar lo que ocurrió, en primer término HACIENDO UN LLAMADO FUERTE Y CLARO a los miembros electos de la lista 4 a que comprendan la IRRESPONSABILIDAD de sus recientes declaraciones y la IMPOSIBILIDAD de su tarea si continúan en esa actitud tanto en el pensamiento como en la acción.
Desde mi humilde posición buscaré que la AMIA vuelva a ser dirigida por el sector comunitario mayoritario de nuestro país, que aún con sus falencias, nos representó a todos y no propuso ni en las ideas ni en las prácticas ningún tipo de división comunitaria basada en la fe o en las creencias.
* MIGUEL TOIMAHER, miembro electo del RAT por la Lista 1 "AMIA es de Todos"