jueves, 26 de junio de 2008

PEDIDO DE PUBLICACION


JUVENTUD JUDÍA AUTOCONVOCADA
Por un judaísmo sin caretas

Nuestros muertos no merecen situaciones vergonzantes y tampoco bajezas electoralistas ni chicanas políticas.
Días pasados la comunidad Bet El , con la firma de su presidente y sus representantes rabínicos, manifestó públicamente su dolor e indignación, por el rechazo a tres solicitudes de sepelios de judíos, dos de ellos conversos, y el tercero de origen no comprobable.
Los jóvenes judíos autoconvocados, manifestamos que nos repugna que la situación de los cementerios no sea aún resuelta, y que iheudím auténticos por elección deban penar al momento de su desaparición física.
Nos indigna que un judío haya tenido que ser enterrado en el cementerio de la Chacarita o cualquier otro cementerio gentil, y que nadie haya podido hacer nada al respecto.
Exigimos a las nuevas autoridades de la Amia a resolver esta situación, a establecer un marco de regulación de los cementerios para todos los judíos e instruir al rabinato a dar por caído el Bet Din del siglo pasado, que establece que las conversiones realizadas en la Argentina no son válidas.
Simultáneamente, creemos imprescindible que las organizaciones de nuestra comunidad, dejen de especular con fines electorales y bajos intereses políticos que solo buscan generar bullicio y confusión en un tema que debe ser tratado con respeto y altura intelectual y moral.
Durante 60 años, la Amia fue gobernada por un mismo partido político, del cual el presidente de Bet El es miembro (recordamos que ahora ese partido está escindido), y que en esas seis décadas no resolvió el tema cementerios.
El señor Band nunca manifestó su enojo ni su dolor ni su tristeza en forma pública e involucrando a toda la comunidad que preside, ante los cientos de rechazos a sepelios de conversos que se registraron durante los años en que él en forma personal y su partido político condujeron la Amia.
Los jóvenes judíos autoconvocados, instamos a todos a despojarse de demagogias, de falsas indignaciones y a trabajar para que el tema cementerios sea resuelto en forma inmediata.
No es con declaraciones altisonantes, con especulaciones políticas y olvidando rápidamente el pasado del cual fuimos parte que podremos construir una nueva sociedad judía en la Argentina, sin caretas ni falsas genuinidades.
Juventud judía autoconvocada
Por un judaísmo sin caretas