miércoles, 23 de julio de 2008

LA PARASHAT DE LA SEMANA


PARASHAT MATOT
La lectura de la Torá continúa, en este libro de Bemidbar- Números, con el relato de la travesía hacia la Tierra de Israel y las batallas que se dieron con distintos pueblos. En esta parasha se describe la guerra contra Midian y también el asentamiento de las tribus en las distintas zonas de Eretz Israel. Pero quería detenerme y comentar acerca de la primera parte de la lectura que habla acerca del sentido y valor de la palabra.
Así leemos en la Torá:
“Si un hombre formulare un voto al Eterno o se comprometiere con un juramento no violará su palabra. Obrara conforme a lo que haya dicho su boca” Números 30:3)
El comentario de la Torá Etz Jaim, destaca que el Tanaj enfatiza el poder y el valor de la palabra. El mundo se creó por la palabra de D´s y a lo largo de la Torá leemos acerca de la importancia de lo que decimos así como también de lo que hacemos.
Todos los días en el Sidur rezamos al terminar la Amida, la frase “D´s preserva mis labios de la mentira y mi boca de la calumnia” Cada día en cada momento de la tefila aparece esto que tiene que ver con la acción mas cotidiana de las personas que es hablar y el cuidado que debemos tener en lo que decimos, como lo hacemos y de que manera expresamos nuestros pensamientos y sentimientos a través de la palabra.
Los juramentos y las promesas que formulamos son la base del servicio de Iom kipur cuando rezamos Kol Nidrei, que significa “todos los juramentos y los votos y promesas”
En ese día cuando miles de personas se acercan a la Sinagoga, escuchan esta plegaria en la que D´s nos perdona de las faltas que hemos cometido frente a El. Es el día del Perdón pero solo para ese tipo de “faltas religiosas”: si no cumplimos del todo bien con la plegaria, si algún día olvidamos colocar talit y tefilin, si cometimos alguna disgresión en las normas de Kashrut, todo eso se perdona en Kipur pero como tantas veces trato de recalcarlo en las predicas, especialmente en lo que hace a la relación con nuestro prójimo. Muchas heridas causamos a través de la palabra, cosas que decimos o no decimos, como y cuando las pronunciamos y frente a quien lo hacemos. Hay palabras que curan y palabras que hieren muchísimo. Es por ello que esta parashá al mencionar en el comienzo lo que hace a las acciones relacionadas con la palabra, ya sea a través de promesas, juramentos o votos, deberían ser tomadas muy en serio. Sobre todo cuando ya los Iamim Noraim se acercan en el calendario y la preparación de cada uno de nosotros debería comenzar no el día de Kipur sino mucho antes. Cada día nos da la oportunidad de considerar cada una de nuestras acciones y esta , la de la palabra es fundamental.
D´s quiera que pueda ser parte de la enseñanza para todos nosotros y el pueblo de Israel en este día de Shabat.
Shabat Shalom,
Rab. Ruben Saferstein