sábado, 2 de agosto de 2008

3 ARTICULOS EXCEPCIONALES

Europa en la encrucijada: actuar o sucumbir
por George Chaya
Todo indica que la re-reproducción de algunas de las caricaturas danesas, el estreno del cortometraje del diputado holandés Geert Wilders y un enfoque más agresivo sobre la expansión de la agenda islamista por parte de los nuevos líderes europeos ha desencadenado las iras de Al-Qaeda.Frente a la yihad islámica, Europa debe responder con políticas realistas y firmesPor George Chaya
Varias páginas yihadistas han recogido y están dando difusión a dos fuertes mensajes que el líder de Al Qaeda, Osama ben Laden, lanzara en las últimas semanas. En ellos, el jefe terrorista amenaza a Europa con la yihad completa y absoluta en el total de su geografía, y promete recuperar en breve Al Ándalus para el pueblo de Mahoma en lo que parece ser la contundente respuesta islamista a las recientes expresiones de autoafirmación del continente europeo. Todo indica que la re-reproducción de algunas de las caricaturas danesas, el estreno del cortometraje del diputado holandés Geert Wilders y un enfoque más agresivo sobre la expansión de la agenda islamista por parte de los nuevos líderes europeos ha desencadenado las iras de Al-QaedaLa vanguardia yihadista europea no encontraba esta oposición desde hacía años, porque Europa viene retrocediendo hacia la dhimmitud como no se ha visto en siglos, y la nueva clase dirigente emergiendo del viejo continente está provocando dolores de crecimiento en la otra orilla del Mediterráneo. La reacción, aunque tenue de momento, puede ser el principio de una política de rescate del continente.La situación de partida en la Europa actual es alarmante. Sólo desde el 11 de Septiembre:Francia ya ha designado más de 3 zonas a las que la policía del estado no puede entrar, y en las que el Código Napoleónico ha sido discretamente sustituido por la shari'a. Bélgica ha desistido de deportar a los inmigrantes ilegales de África del Norte, que llevaban a cabo huelgas de hambre en diversas mezquitas de Bruselas.Una jueza alemana desestimaba la demanda interpuesta por una mujer marroquí molida a palos por su esposo, argumentando que el estado alemán “no debe negar ni violentar sus creencias islámicas [del marido] y la cultura islámica”.El Arzobispo de Canterbury insta a los británicos a aceptar la legalización de la shari'a en el Reino Unido. Los taxistas musulmanes de Noruega se niegan a transportar pasajeros ciegos, dado que sus perros lazarillo son “impuros” según el islam.Aunque es ahora que Europa parece despertar lentamente, es llamativo pues observar el extremo de deterioro en que se encuentran los valores que sustentan al viejo continente. No son solamente los episodios de pasividad del estado y su resistencia a implementar el estado de derecho, al mismo tiempo incluso que aprueba documentos que dictan lo contrario, como el Tratado de Lisboa recién ratificado. La clase política europea parece escandalizarse en extremo con cuestiones como Abú Ghraib o sufrir ataques epilépticos ante la mera mención de la palabra “Guantánamo”, pero ante realidades como la invitación a decapitar al Papa Benedicto XVI por el discurso de Regensburg o los bombardeos del norte y el sur de Israel con artillería pagada desde Irán y Siria, la clase política europea no parece igual de resuelta. Un funcionario del Departamento de Estado comentaba recientemente al Washington Post que las causas que defiende Europa le recuerdan a Margaret Thatcher con las Islas Malvinas: “no miente, es que sufre amnesia selectiva”. Y no es ningún secreto decir que los primeros en notarlo, antes que los europeos, son los yihadistas. Es pues lógico que sean ellos los primeros en acusar el cambio. ¿Durará esta situación? En su interpretación islamista, la principal diferencia entre el islam y el resto de las doctrinas religiosas monoteístas reside en que la doctrina del islam es dos cosas a la vez: sagrada e inmutable. Para las demás, la palabra de Dios es sagrada (por venir de él) pero está sujeta a interpretaciones. En el islam, la palabra es sagrada e inmutable a la vez, y cualquier cambio va contra Dios por este motivo. Sumado a que el Corán es un texto en el que ideas como "ofrecer la otra mejilla", "amar al prójimo como a uno mismo" o ”la igualdad inherente entre todos los seres humanos" brillan por su ausencia, todo esto nos garantiza muchas sorpresas en el futuro. Europa acabará pues despertando, porque es cuestión de tiempo que la sorpresa sea lo bastante… sorprendente. Pero la pregunta es más bien a qué precio; ¿un explosivo químico en el metro de Londres? ¿Un suicida nuclear en París? Contra más tarde despierte, será más elevado el precio.En mi opinión, lo que está sucediendo no es que Europa despierta, sino que los europeos a todos los niveles, desde las ciudades pequeñas a sus medios de comunicación, empiezan a comprender que el islam radical no comparte absolutamente nada en común con su propia visión de Europa como federación de países libres cuna del vals y el Moet. El problema reside en que la colosal burocracia europea, gobernada holgadamente por la izquierda política, está blindada frente a la opinión pública europea. La reciente ratificación del Tratado de Lisboa, subterfugio político para aprobar lejos de los europeos el tratado europeo rechazado con anterioridad, es prueba de que la ciudadanía europea no siempre decide el aro por el que pasa. Que la situación actual por tanto dure o no dependerá de si los ciudadanos europeos logran llamar o no la atención de sus líderes.La yihad de Al Qaeda, por supuesto, no es una disciplina espiritual ni es yoga ni meditación, y ya sea mediante la da'wa (predicación), la infiltración o la destrucción, no va a esperar a que los europeos se decidan. En el problema de Europa con la yihad se aglomeran muchos factores: el precio del petróleo, la cantidad de inmigrantes musulmanes en los suburbios o las políticas de defensa son unos cuantos. Lo que estos episodios nuevos ponen de manifiesto es que el problema de Europa es el mismo que el de Afganistán, Irak, Israel, el Líbano o Estados Unidos. Se trata de si toda una sociedad se atreve a ser libre y elegir su propia forma de vida o no, y lo que está dispuesta a hacer para defender su respuesta a esa pregunta.Frente a la yihad islámica, Europa debe responder con políticas realistas y firmes, que deben llevarse hasta sus últimas consecuencias; cualquier cosa inferior a esto no funcionará, porque por primera vez en la historia, ya no está en juego un conflicto en algún país lejano; está en juego la propia existencia de Europa dentro del marco internacional de lucha contra el terrorismo.

SER O NO SER
por Michael Laitman
¿Ser o no ser?La muerte es uno de los fenómenos más inquietantes y a la vez fascinantes que todos nosotros enfrentamos. En algún punto, toca la vida de cada uno, forzándonos a hacernos profundas y aparentemente incontestables preguntas. La Cábala abre una ventana hacia el significado verdadero de vida y muerte.....de haber nacido de la nada, tener un nombre, conciencia propia, sentimientos profundos, un exacerbante deseo por la vida y por la expresión propia, y con todo esto todavía tener que morir. Pareciera como una broma pesada”.(Ernst Becker, ``La negación de la muerte)Los niños empiezan a preguntarse por esto a una edad muy temprana. Puede que la curiosidad sea generada por la muerte de una mascota o de un pariente, el hecho es que a temprana edad los niños empiezan a preguntar a sus padres por qué la gente muere, dónde va uno después de la muerte, y si algún día se regresa del otro lado”. Los adultos no están menos intrigados con el tema. Muchos se ganan la vida cobrando grandes sumas de dinero por comunicarse” con los muertos. Y cualquiera que haya estudiado la Biblia sabe acerca de la resurrección de los muertos”.``...así ha dicho el Señor: ``Pueblo mío, abriré tus tumbas y te sacaré de ellas, y te haré regresar a la tierra de Israel. Y cuando haya abierto tus tumbas y te haya sacado de allí, entonces, pueblo mío, sabrás que yo soy el Señor. Pondré en ti mi aliento de vida, y volverás a vivir”'' (Ezequiel 37: 12-14).De hecho, no sólo la Biblia, sino también el texto más importante de la Cábala, El Libro del Zohar, habla de tal resurrección. ``Los muertos se levantarán con sus faltas”'', se lee en El Libro del Zohar (Emor, 17). ¿Están estos textos diciendo que seremos testigos de los muertos despertando de sus tumbas, uniéndose al resto de nosotros en la celebración del Mesías, quien entrará cabalgando en un caballo blanco?Desmoronando el mitoEn su artículo titulado Introducción al Libro del Zohar”, rabí Yehuda Ashlag, el más grande cabalista del siglo XX, levanta el velo del Zohar, revelando el verdadero significado de ``la resurrección de los muertos”'': ``Tomen en cuenta que la sabiduría de la Cábala está fundada enteramente sobre temas espirituales que no ocupan tiempo ni espacio”'' (Talmud Esser Sefirot, capítulo 1, ítem 1).En otras palabras, cualquier texto cabalístico, incluyendo las Sagradas Escrituras, debería leerse con la comprensión de que ni una sola palabra se trata de categorías físicas de tiempo, espacio o de cualquier objeto material. Entonces, ¿cómo debemos entender la descripción bíblica de la resurrección de los muertos”?Un lenguaje espiritualEn la Cábala y en los textos sagrados como las Escrituras, palabras como cerebro”, huesos” y carne” no se refieren a nuestros cuerpos físicos. A pesar de lo sorprendente que pueda resultar, éstos se refieren a los nombres de las vasijas espirituales que constituyen nuestra alma. Por lo tanto, la resurrección de los muertos” es un proceso espiritual en el que revivimos nuestro cuerpo espiritual”, es decir, nuestra alma.Ashlag explica que cada uno de nosotros pasará por este proceso espiritual durante nuestra vida en este mundo.Muerte y resurrecciónEste mundo” es el estado que actualmente sentimos después que el Creador desconectó el alma humana colectiva de Sí mismo, distanciándola de Su Luz. Esta condición es una etapa temporal cuya función es permitirnos encontrar nuestro camino de vuelta al Creador, ejerciendo nuestro verdadero libre albedrío.La desconexión del mundo espiritual también es llamada ``muerte espiritual''” porque no sentimos nuestras vidas espirituales, o sea, la conexión con el Creador. En otras palabras, la muerte espiritual es el estado en el que nuestra naturaleza es tan opuesta a la espiritual, que ni sentimos la existencia del mundo espiritual.El método de la Cábala fue específicamente diseñado para ayudarnos a transformar nuestra naturaleza, de manera que pudiésemos ascender de nuevo al nivel espiritual del Creador. Solamente entonces experimentaremos la resurrección de los muertos”, es decir, la resurrección de nuestra alma y la habilidad de sentir Su Luz.El método es aparentemente sencillo: consiste en reemplazar nuestro egoísmo por la intención de amar y de dar: las cualidades del Creador.Durante todo el proceso de corrección y elevación, uno se encuentra en una auténtica batalla entre dos cualidades o fuerzas: la de recibir, por un lado, y la de otorgar, por el otro.Gradualmente, uno descubre la naturaleza egoísta en uno mismo, la que hasta ese momento estaba oculta, y empieza a identificar este estado como muerte espiritual”. Uno empieza a sentir cómo todos sus deseos son impulsados por la cualidad de auto-gratificarse. Eventualmente, uno llega a un punto donde identifica claramente la inclinación egoísta que le impide el ascenso al mundo espiritual y la reconexión a la Fuente de Vida: el Creador.En este punto de conciencia, la persona es completamente repelida por su intención egoísta, mientras que al mismo tiempo siente el deseo más intenso de asemejarse al Creador. Al dirigirse hacia el Creador con una plegaria desde lo más profundo de su corazón, el Creador se revela a esa persona, otorgándole la cualidad de la entrega y del amor verdadero.Cuando alcanzamos esta cualidad, nos encontramos en el mundo espiritual, librados de nuestro egoísmo. Nuestra alma es revivida” o resucitada”, y experimentamos la vida espiritual en plenitud.


El niño que huyó de Polonia
por Pilar Rahola
El niño que huyó de PoloniaPor Pilar Rahola Warum?', se preguntó el venerable rabino, asiendo el brazo del joven SS, que iba a matar a un niño. El chico hacía contrabando, en el gueto de Varsovia, y el soldado lo había descubierto. Años más tarde, el padre de Marek Halter explicó esta anécdota a Primo Levi, quien la narró en su extraordinario libro 'Si esto es un hombre'. La respuesta que el soldado dió al rabino, marca a fuego la memoria de Europa, y define la esencia de la maldad: 'Hier ist kein warum' (aquí no hay ningún porqué). Es decir, el mal no necesita respuestas, pero, sobre todo, no necesita ninguna pregunta. No había un porqué, y huérfanos del porqué, mataron a millones de personas. Si Hannah Arendt descubrió, en el proceso contra Eichmann, que el mal era banal, años antes un rabino había descubierto que ni tan sólo tenía un motivo. Y la ausencia de motivo era la raíz más profunda del horror.Esta semana se han celebrado múltiples actos en recuerdo de las víctimas del holocausto. Después de décadas de olvido, la ONU instauró un día para el recuerdo, el 27 de enero, y desde entonces se rinde tributo a los dos tercios de la población judía europea, desaparecidos en la shoah. Familias completas, niños, adultos y ancianos, pueblos enteros con sus historias de siglos, sus médicos, sus maestros de escuela, sus panaderos, sus músicos, todos convertidos en humo. La historia de la humanidad está llena de genocidios, y, como dice la Torá, el mal (llamado allí Amelek), cambia de cara, pero el holocausto es el primer intento industrial de exterminio masivo, y casi consigue llegar a su objetivo.Siete mil personas, ligeros como espectros, quedaban en Auschwitz cuando 'hicieron su aparición cuatro jóvenes soldados soviéticos a caballo', relata Levi. Y sigue Marek: 'Se sorprendieron visiblemente al descubrir, en una bruma de nieve, esa inmensidad blanca, dominada por chimeneas negras y rodeada de alambradas, tras las que unos esqueletos humanos se movían en medio de un silencio ensordecedor'… Restos del naufragio del holocausto, los pocos sobrevivientes fueron la voz de la memoria. Esa memoria, estos días, ha tenido su expresión en múltiples actos, y en Barcelona, de la mano del escritor Marek Halter, hemos conocido a un niño que pudo huir del gueto de Varsovia con su padre, dejando atrás el recuerdo de toda su familia asesinada. Fundador de SOS Racismo en Francia y luchador por la paz en Oriente Medio, Marek es, en carne propia, la expresión de la palabra hebrea 'nabí', traducida históricamente como profeta. Nos decía, en el acto del Instituto Francés que tuve el honor de presentar: 'Nabí significaría el que grita palabras', es decir, aquel que usa el verbo para conseguir el bien. Y desde ese verbo luchado, este judío polaco nacionalizado francés nos recordó que 'cada niño que nace, ya estuvo en la ladera del monte Sinaí', y por tanto se compromete con las Tablas de la Ley.Gritar palabras, ese es el combate en los tiempos de las espadas...Este artículo sólo tenía vocación de tímido homenaje a las víctimas del holocausto, convencida de la culpa que todo europeo tiene en el horror que desembocó en Auschwitz.Pero el BNG me obliga a un pesado y antipático añadido. Fruto de la empanada mental que determinados grupos de extrema izquierda padecen, este partido impidió que el Parlamento Gallego aprobara una declaración institucional de condena del nazismo y en memoria de las víctimas. En coherencia con otros actos de corte antisemita - como la persecución a un militante, Pedro Gómez Valadés, porque había fundado una Asociación cultural de amistad con Israel-, el BNG consiguió lo imposible: alinearse con la extrema derecha. Será que los extremos se tocan. Y será que, en nombre de una pretendida solidaridad con los palestinos, hay partidos de izquierdas que desprecian el horror nazi, que no sienten ninguna piedad por las víctimas judías y que son los culpables de la banalización actual del holocausto. Más allá de las simpatías de cada cual con los protagonistas de un sangrante conflicto que dura décadas, el conflicto de Oriente Medio, los millones de europeos asesinados son víctimas puras, y su desprecio es una vergüenza lacerante. En fin. Un motivo más para creer que determinada izquierda llega a tal nivel de dogmatismo que acaba siendo cómplice de los sectores más reaccionarios de la historia. Lo dijo un diputado del BNG:'Nuestros amigos son Irán, Libia y Venezuela'.Todo queda dicho.

Pilar Rahola : La Vanguardia. Barcelona.