jueves, 7 de agosto de 2008

LA PARASHA DE LA SEMANA

PARASHAT DEVARIM
Este Shabat lleva por nombre Shabat Jazon, el sábado de la visión y tiene tres particularidades:
En primer lugar comenzaremos la lectura del libro Devarim, llamado en castellano Deuteronomio, quinto y último libro de la Torá. .

Segundo, leeremos en la Haftará el primer capítulo del libro del profeta Isaías que comienza con estas palabras:
“Visión de Isaías, hijo de Amotz, que el vio con respecto a Yehudá y a Jerusalem, en los días de Uziahu, Yotam, Ajaz y Jizkiahu, reyes de Yehuda” (Isaías 1:1)
En tercer lugar Shabat Jazon precede a la conmemoración del ayuno del 9 de Av que tendrá lugar el sábado por la noche y domingo durante todo el día.
Quiero en estas líneas explicar un poco acerca de los tres temas que hacen a este día.
Devarim significa palabras y comienza de la siguiente manera:
“Estas son las palabras que dirigió Moshe a todo Israel en el lado (oriental) del Yarden (sobre lo ocurrido en) el desierto de Aravá, el mar Rojo y entre Paran, Tofel, Lavan, Jatzerot y Di Zahab”. (Deuteronomio 1:1)
En hebreo el nombre del libro se da generalmente por la primera palabra del texto y a lo largo del libro leeremos las palabras que dijo Moshe. En realidad, este libro comprende tres grandes discursos que señalaron la despedida del líder del pueblo de Israel antes del ingreso propiamente dicho a la tierra de Israel a la cual Moshe no pudo ingresar debido a la orden divina de morir del otro lado de la Tierra Prometida.
La palabra Deuteronomio es en realidad un término griego que significa Segunda Ley. ¿Cuál es la relación entre ambos términos? Es muy clara , ya que a lo largo de los discursos Moshe repasa la historia del Pueblo de Israel y enfatiza las leyes y preceptos a ser cumplidos dentro de la tierra de Israel. Por un lado es un repaso y también su visión particular acerca de la elección del pueblo por parte de D´s y cual es la tarea y responsabilidad habiendo finalizado la travesía de cuarenta años a lo largo del desierto.
Muchos son los temas que se van a tocar a lo largo del libro. Baste mencionar el Shema Israel, la declaración de fe del pueblo sobre D´s y los Diez Mandamientos. A lo largo de las próximas semanas iremos explicando os temas principales inherentes a cada parasha.
La haftará abre con las palabras del profeta Isaías quien será el vocero de las próximas siete haftarot.
Isaías fue un nativo de la ciudad de Jerusalem. Pertenecía a una familia distinguida y aristocrática de la ciudad. Vivió hacia el siglo ocho antes de la era común y conoció la expansión del imperio de Asiria quien amenazó y finalmente provocó la destrucción del reino del norte de Israel en el año 722 a .e.c. y con ello la deportación de las llamadas “diez tribus”.
Isaías llevó adelante su tarea durante casi cincuenta años y enfatizó la alianza con D´s oponiéndose a la política de los reyes de su época a aliarse con los distintos imperios que surgían. Por sobre todo criticaba al pueblo por los desvíos religiosos y advirtiendo que corrían un gran peligro y que llegarían momentos muy difíciles para ellos.
Por eso se relaciona con la fecha del 9 de Av que es el día más triste para la tradición de Israel. Un día de ayuno total de veinticinco horas en el cual en la sinagoga se lee el Libro de las Lamentaciones de Jeremías el cual describe la destrucción del Templo de Jerusalem en el año 586 a .e.c.
El 9 de Av recuerda varios acontecimientos aciagos para nuestra historia: la destrucción de los dos Templos de Jerusalem, el segundo en el año 70 de la era común por los romanos. También ocurrió la expulsión de los judíos de España en 1492, y muchos otros hechos que afectaron a nuestro pueblo y todos juntos se recuerdan en este día.
Paradójicamente la bomba en la AMIA en nuestro país ocurrió un 18 de julio y en el calendario hebreo, fue un 10 de Av, o sea casi pegado a la evocación del ayuno y que hace que estemos muy vinculados los judíos de este país con los recuerdos del 9 de Av.
D´s quiera que este inicio de la lectura de los dos libros mencionados sea el augurio de un buen comienzo de este mes de Av que si bien lleva la tristeza del día 9 pero nos da la posibilidad de traer alegría y unión a la comunidad de Israel. Nos unimos en plegaria pidiendo por el bienestar de la comunidad en cada lugar del mundo.
Shabat Shalom
Rab. Ruben Saferstein