sábado, 20 de septiembre de 2008

15 AÑOS DEL MUSEO DEL HOLOCAUSTO DE BUENOS AIRES


EL MUSEO DEL HOLOCAUSTO DE BUENOS AIRES CELEBRÓ SUS QUINCE AÑOS DE VIDA CON UNA CENA BENÉFICA
Convocó a destacadas personalidades de la sociedad argentina que, en diálogo exclusivo con la Agencia Judía de Noticias (AJN), reflexionaron sobre la labor educativa del museo y su importancia frente a quienes intentan negar la existencia de la Shoá.La Fundación Memoria del Holocausto, Museo de la Shoá de Buenos Aires, celebró anoche, en una cena en el salón Palais Rouge, sus 15 años de existencia en un evento que fue declarado por la Legislatura porteña como de "Interés cultural y educativo".Con la presencia de los máximos referentes de la comunidad judía, la cena a beneficio del museo, fue un éxito de convocatoria que, a su vez, se traduce en importantes donaciones que serán utilizadas para proyectos cercanos como la construcción de un auditorio para los cursos y conferencias que el museo dicta a diario.El presidente del Museo, Mario Feferbaum, reflexionó con la Agencia Judía de Noticias (AJN) sobre los quince años de trabajo incesante que lleva adelante la institución y la necesidad de incluir el tema de la Shoá en la curricula oficial: "Nuestra misión es recordar y mantener viva la memoria de lo que ocurrió: tantos hermanos nuestros asesinados. La perversidad del nazismo ideológicamente subsiste, y subsiste porque la temática del Holocausto no está incorporada al sistema educativo, que es el mejor sistema para crear la conciencia moral colectiva".El saliente embajador de Israel en la Argentina, Rafael Eldad, llegó acompañado de su esposa y señaló que "la Shoá es un tema que nos tiene que acompañar siempre. Es una tragedia de tan grandes dimensiones que la humanidad debe tenerla presente siempre para ver hasta dónde puede llegar a hacerle un hombre al otro y así fortalecernos para un mundo de más tolerancia y armonía".Por su parte, el presidente de la DAIA, Aldo Donzis, sostuvo a AJN: "Estar acá es emocionante, es conmovedor. Uno no puede decir que está alegre porque lo que significa el museo es seguir manteniendo viva la memoria del horror. Es responsabilidad de la comunidad judía, y yo estoy dispuesto a trabajar por ello, poder tener un Museo del Holocausto digno para que la memoria se pueda trasmitir a las futuras generaciones".Guillermo Borger, presidente de AMIA, destacó la importancia de la celebración y sostuvo que "el legado del museo tiene que ver con no olvidar para evitar que un hecho semejante se vuelva a repetir".Otra de las invitadas que estuvo en el evento fue la jueza María Servini de Cubría quien, en diálogo con AJN precisó: "Es un gran mérito de las autoridades del museo todo lo que lograron empezando con tan pocas cosas. Hoy están a la altura de otros museos del mundo".El actor Pepe Soriano, conocedor de la temática de la Shoá en su trayectoria artística, fue uno de los oradores de la noche y, minutos antes de su discurso, dialogó con esta agencia sobre su sentir: "Mientras estaba en la mesa no me daban ganas de comer, yo sé de la marginalidad y por eso estoy aquí. Yo sé lo que es ser judío, es también una cierta condena a la marginalidad, aunque hoy las sociedades sean más abiertas a la inclusión”. “Ver imágenes de Auschwitz es una cosa imposible de digerir y me sorprende que alguien pueda negar la Shoá. Quien lo hace no es más que una rémora de la condición humana", sostuvo el actor en alusión a las constantes provocaciones del presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad.El evento duplicó su envergadura cuando fue declarado por la Legislatura Porteña como de "Interés cultural y educativo" y, en relación a esto, el diputado Jorge Garayalde, autor del proyecto que fue aprobado por unanimidad en la Legislatura expresó a AJN que "este no es un museo para entrar, sacarse una foto oportunista e irse, sino para tomar la bandera de la no discriminación y trabajar por ello de manera incesante".“Cuando uno entra al museo se siente en un lugar en donde lo mínimo que hace es reflexionar no sólo por lo que pasó sino por lo que vivimos a diario, porque siempre está subyacente el tema de la demonización subliminal”, aclaró.Ferferbaum, por su parte, dijo que le parecía "bien que algún organismo de estado fije sus ojos en esto, que se auto mantiene con grandes esfuerzos y el apoyo de voluntarios y está cumpliendo una función pública con sostenimiento privado".Asimismo, el Gran Rabino de la Comunidad, Shlomó Ben Amu celebró el nombramiento y dijo: "Me congratulo, es un paso muy importante, esto significa tomar conciencia y concientizar a los demás a través de la educación"."La distinción de la Legislatura me parece un elemento más para poder encontrar que la sociedad toda esta comprometida con esto, porque lo que nos pasó, nos pasó al género humano y no sólo a los judíos", señaló Aldo Donzis.
FUENTE: AJN