miércoles, 4 de marzo de 2009

EN LAS PUERTAS DE PURIM


Purim

La fiesta de Purim (פורים, Purim = suertes) es celebrada anualmente el 14 del mes de Adar (o 15 de Adar en las ciudades amuralladas) en conmemoración del milagro relatado en el LIBRO DE ESTER en el que los judíos se salvaron de ser aniquilados bajo el mandato del rey persa Asuero, identificado por algunos historiadores como Jerjes I, alrededor del 450 e.c.
A pesar de que Purim es considerado uno de los días más alegres del luaj hebreo
, los judíos tenemos la obligación de ayunar y orar en la vispera, en recuerdo de los judíos persas que ayunaron y oraron a Dios para que les salvara del inminente conflicto que los llevaría a su aniquilación y exterminio por parte de Hamán y sus seguidores en el ejército del Imperio Persa.


En Purim se lee la Meguilá (מְגִילַת אֶסְתֵּר, Meguilat Ester, "Rollo Libro de Ester"). Esta lectura se realiza a gran velocidad, y los que escuchan deben hacer ruido con matracas u otros elementos en el momento de pronunciarse el nombre de Haman, para que dicho nombre sea borrado.


Tras el ayuno, se hace un gran banquete en el que se acostumbra a beber vino y recitar cánticos, entre ellos suele recitarse la plegaria conocida como Shoshanat Iaacov.


Asimismo, es obligación enviar regalos a los amigos (מנות משלוח, Mislóaj Manot) y dar caridad a los pobres ( לאביונים מתנות, Matanot La'evionîm) y también se acostumbra a disfrazar a los niños pequeños.


Para Purim se preparan dulces especiales, llamados "Orejas de Aman" o Hamantaschen. Los varones están autorizados para tomar vino hasta el nivel de "confundir los nombres de Aman y Mordejai".