lunes, 19 de abril de 2010

LA PARASHA DE LA SEMANA


Parashat Ajarei Mot-Kedoshim
פרשת אחרי מות־קדשים

Este shabat , al igual que la semana pasada leemos parashiot mejubarot, dos secciones de la Torá y que se llaman Ajarei Mot y Kedoshim, ambas del libro de Vaicra, Levitico.
Ajarei mot es una lectura conocida, ya que es leida en las sinagogas en el día de Kipur, forma parte del servicio de la mañana y describe el ritual llevado a cabo por los Cohanim ese dia en el santuario.El Cohen Gadol debia vestir una ropa especial para ese dia, de caracterisiticas muy sencillas, y presentar las ofrendas requeridas que eran dos cabritos de los cuales uno era para D´s y el segundo se lo enviaba al desierto a fin de expiar las transgresiones del pueblo de Israel. Este ritual se describe de forma detallada en la Tora y de su lectura sabemos que en el dia de Kipur se prohibe trabajar, comer y tomar , siendo considerado "dia de afliccion de las almas" ademas de ser un "estatuto perpetuo", o sea que forma parte del calendario de festividades y conmemoraciones del pueblo de israel.
Si bien las reglas de kashrut de los alimentos fue enunciada en otra parasha, aqui aparece la prohibicion absoluta de comer sangre. La Tora lo explica del siguiente modo:
" Porque la vida de toda carne es su sangre; por tanto he dicho a los hijos de Israel : no comereis la sangre de ninguna carne, porque la vida de toda carne es su sangre" (Levitico 17:14)
El capitulo 18 de Levitico, que es leído en la tarde de Kipur pide a los miembros del pueblo de Israel, alejarse de actos considerados inmorales que eran comunes en la tierra de Egipto y en la tierra de Canaan. Se prohibe el incesto, los sacrificios de ninos, descubrir la desnudez de los familiares mas cercanos, las practicas homosexuales y se considera abominación las relaciones con animales.
De este modo la Tora comienza, a traves de la segunda parasha- Kedoshim- a enunciar las leyes de santidad y justicia del pueblo de Israel diciendo:
"Santos sereis, porque santo soy Yo, vuestro D´s" (Levitico 19:1)
Esta seccion se ocupa en describir la actitud del judaismo hacia todo lo relacionado con lo social, ocupandose especialmente de las clases desposeidas y menesterosas. La sociedad judia estaba basada en la agricultura y pequeña ganaderia y desde el trabajo parte del producto de destinaba se destinaba a los pobres y los extranjeros. Asi como leemos en el libro de Ruth, habia un sector de la tierra en el cual dichos grupos podrian trabajar y la consideración era de mucho cuidado y protección. Los trabajadores recibian jornales y la Tora prohibe retrasar el pago a los jornaleros y de ninguna manera se podia oprimir a las personas sea quienes fueren.
Todo miembro de la sociedad debia ser considerado parte de la misma. La Tora dictamina sobre los sordos y los ciegos, personas a las que habia que considerar especialmente debido a sus dificultades. La persona anciana debia ser, por supuesto, respetada y honrada.
El cuidado a las personas empezaba con uno mismo. La Tora prohibe hacer daño al propio cuerpo mediante incisiones o tatuajes o cualquier tipo de marca. mas que nada esto obedecia a distinguir la vida del pueblo de israel de la de los otros pueblos.
En lo que hace a lo religioso se prohibia consultar a encantadores o adivinos y las leyes de justicia son enfatizadas a traves del versiculo:
" Balanzas justas, pesas justas y medidas justas, tendreis." (Levitico 19:36)
La Tora enuncia muchas leyes que hacen a la justicia y las mismas debian ser aplicadas al hermano y tambien con el necesitado, con el extranjero en toda las facetas de la vida tanto en lo personal como en lo comercial.
Esta es una de las secciones mas importantes de la Tora, cuyas enseñanzas no se limitan solamente al pueblo de Israel sino que se dirigen hacia toda sociedad de ayer y de hoy y en cualquier latitud. La Tora se preocupa y pide a cada uno preocuparse por cada uno de los miembros del pueblo, sean pudientes o no, pertenezca a la familia o siendo extranjeros. Gran parte del orgullo de pertenecer al pueblo judio tiene que ver con estas enseñanzas y D´s quiera que sean consideradas de forma permanente y de ese modo aspirar a un mundo mejor, en las palabras de la Tora: un mundo de santidad
Shabat Shalom

Rab. Ruben Saferstein