martes, 15 de junio de 2010

LA PARASHA DE LA SEMANA


PALABRAS DEL RABINO

PARASHA JUKAT
פרשת חקת

Esta parashá puede ser dividida en dos grandes temas: El primero de ellos tiene que ver con el ritual de la llamada Pará Adumá "Vaca Roja".
La Torá menciona distintos rituales de purificación para distintos momentos de la vida y del calendario de festividades y conmemoraciones. La ley que se menciona en esta parashá tuvo lugar en los casos de purificación frente a la contaminación por un cuerpo muerto. El ritual es muy difícil de entender, y por ello debemos recordar los conceptos de sagrado y profano, pureza e impureza que fueron categorías muy contempladas en época de la Torá, y de las que muchas siguen vigentes en nuestros días, en lo que hace a las reglas de Kashrut, las leyes de duelo, de Shabat y muchas de las fiestas.
El ritual de la "Vaca Roja" consistía en que el animal debía ser matado por el Kohen, quemado, y sus cenizas esparcidas fuera del campamento, después de lo cual se llevaba a cabo una ceremonia para volver a purificar a quien no estuviera en esa condición, y con ello poder reincorporarse al campamento de Israel.
La Mishná dedica un tratado a este tema, y allí se menciona que tuvo lugar solamente en siete oportunidades. De todos modos se consideró este ritual como muy importante y con una explicación que en lo racional, no era sencillo de hacer. Por ello se le dio la categoría de Juká , “Ordenanza”, a diferencia de la palabra Mitzvá “Precepto” y Mishpatim “Leyes”. Las jukot debían cumplirse porque así estaba escrito.
El segundo tema de la parashá tiene características históricas, y lo podemos ubicar temporalmente como las vicisitudes del pueblo de Israel desde Kadesh hasta Moab.
Curiosamente el texto nos lleva hasta el año cuarenta de la travesía. Las secciones anteriores se ubicaban en el primer y segundo año después de la salida de Egipto, lo que hace que los hechos transcurridos en los treinta y ocho años intermedios no tengan registro en el texto. Así, esta lectura nos habla de la muerte de Miriam y luego de la de Aarón, hermanos de Moisés. La generación que había salido de Egipto ya había muerto o era muy adulta y había ocurrido el recambio de población. Sin embargo, las quejas y lamentos relatados en las secciones anteriores, que mostraban una añoranza por el regreso a Egipto, frente a necesidades de alimento y agua en el desierto, vuelven a aparecer aquí.
El disgusto de D´s es muy grande, y nuevamente ocurren muertes en la población que sin embargo se prepara para enfrentar a pueblos de la región. Hay un encuentro con Edom, con los cananeos, que no son enfrentamientos, pero que tuvieron como consecuencia un desvío del camino original. El pueblo de Israel marchó en consecuencia a través de la región de Transjordania, entendiendo este lugar no en los términos de hoy, sino en lo que se refiere al Valle del Rio Jordán.
Se produjeron batallas, y la victoria sobre el reino de Sijón fue memorable a la que siguió la victoria sobre Og, rey de Bashán. La oración final describe que el pueblo se detuvo en las estepas de Moab con lo cual, el destino final, la entrada a la tierra de Israel era inmediato, aunque todavía debieron ocurrir algunos acontecimientos para llegar a ese objetivo.


Shabat shalom
RAB RUBEN SAFERSTEIN