domingo, 12 de septiembre de 2010

RESUMEN DE LA PARASHA SEMANAL


PARASHA HAAZINU - PRESTAD OIDOS

Así todo Ha’azinu es una canción, escrita en la Torá en dos columnas paralelas.
Moshe convoca a los cielos y a la tierra para que sean testigos eternos de lo que va a pasar si el Pueblo Judío peca y no cumple con la Torá. El pide al pueblo que examinen la historia del mundo, y que vean cómo el Pueblo Judío es rescatado en cada generación - que D´s “mueve los hilos” de los eventos del mundo para que los Hijos de Israel puedan cumplir su destino como Sus mensajeros en el mundo. La bondad de D´s es tal que Israel debe estar agradecido eternamente, no sólo por que los mantiene en el desierto, sino que por traerlos a una tierra de increíble abundancia, y por derrotar a sus enemigos. Pero, este confort físico lleva al pueblo a ser “consentido” en demasía. Placeres físicos corrompen la moral de las personas. Ellos adoran ídolos vacíos y dioses sin poder, y caen en cualquier tipo de depravación y vicio. Entonces, D´s va a dejar que las naciones sin moral subyuguen a Israel y lo dispersen por el mundo. Su único propósito es castigar, como una vara, al Pueblo Judío. Cuando estas naciones piensan que ellos dominan a Israel a través de su propio poder, D´s les recordará que ellos no son más que una herramienta para hacer Su voluntad. El propósito del Pueblo Judío es fundamental - el hombre debe conocer a su Creador. Ni el exilio ni el sufrimiento pueden romper el vínculo entre D´s y Su pueblo, y eventualmente en la redención final esta cercanía será restaurada.
Entonces, D´s dirigirá Su enojo en contra de los enemigos de Israel, como si fueran Sus propios enemigos, sin mostrar misericordia a los que atormentaron a Su pueblo. Luego D´s da su última orden a Moshé: que debe ascender al Monte Nebo y juntarse allí con su pueblo.