miércoles, 22 de septiembre de 2010

MENSAJE DEL RABINO

Shabat Jol Hamoed Sucot

Y le dijo el Eterno a Moisés: “Diles a los hijos de Israel: el día quince del mes séptimo será la festividad de las cabañas (Sucot) para el Eterno, que durará siete días” (Levítico 23:33)
Cinco días después de Iom Kipur, la fecha más solemne para el pueblo de Israel, comenzó Sucot, la última de las Fiestas de Peregrinación que son tres junto a Pesaj y Shavuot.
De la solemnidad, pasamos a la alegría con mayúsculas, ya que la Torá dice explícitamente:
“Te regocijarás en la celebración tu con tu hijo y tu hija, tu siervo, el levita, el forastero y la viuda que moraren contigo” (Deuteronomio 16:14-16)
Ni bien termina Kipur, ya comienzan los preparativos para esta fiesta que comprende en realidad nueve días, ocho en Israel y uno más en la Diáspora. Durante los dos primeros, por ser festivos, no se deben realizar tareas laborales. Luego comienzan cinco días laborables (salvo este shabat) llamados Jol Hamoed, para luego llegar al séptimo día de fiesta llamado Hoshana Rabá, finalizando con Shmini Atzeret y Simjat Torá, completando así nueve días de fiesta.
Sucot significa “cabañas” y durante esta festividad se arman cabañas como la que tenemos en el patio de nuestra kehilá y en ella se come, se estudia y muchas familias también duermen en las mismas durante toda la fiesta. Recuerdan las frágiles moradas de los judíos durante su travesía a lo largo del desierto desde la salida de Egipto hasta la llegada a la Tierra Prometida. Así está escrito en la Torá:
“Viviréis en cabañas esos siete días. Para que vuestras generaciones sepan que hice habitar a los Hijos de Israel e tiendas cuando los libre de la Tierra de Egipto” (Levítico 23:42-43)
Otro de los símbolos de esta festividad son los llamados Arbaat Haminim o “Las cuatro especies” que son indicadas en la Torá de la siguiente manera:
“Y tomaréis el primer día ramas con fruto de árbol hermoso, ramas de palmera, ramas de árboles frondosos y sauces de los arroyos y os regocijareis delante de D´s por siete días” (Levítico 23:40)
Cada mañana se pronuncia la bendición del Lulav, tal como se llama genéricamente a este ramillete de cuatro elementos. Representan al pueblo judío con sus diferencias en carácter y aproximación al conocimiento y práctica del judaísmo, y en esta bendición unimos simbólicamente a toda la comunidad, lo que hace de esta ceremonia algo particularmente emotivo y significativo, ya que si bien cada persona es distinta a la otra, tenemos un denominador común que es la tradición de Israel.
Esta es una fiesta de alegría y tal como las demás, la comida y la reunión están presentes. Ushpizim se llama a la invitación a participar, comer, estudiar y cantar en la Sucá.
Cada día es diferente y así tenemos el día de Hoshana Rabá, en el cual, existe la costumbre de estudiar textos bíblicos durante la noche, ya que es ese día en el que se cierran “de verdad” las puertas del Cielo. Durante Neilá, el último servicio de Iom Kipur no se habían cerrado del todo, y uno hace méritos para ser inscripto en los libros abiertos en Iamim Noraim precisamente en Hoshana Rabá.
El día siguiente, Shmini Atzeret, es el dia octavo de reunión. Sucot ya finalizó formalmente, pero se extiende un día más esta fiesta, y es cuando en las sinagogas volvemos a recordar a seres queridos fallecidos, y pedimos por las lluvias en Israel, que como sabemos, allí llueve solamente durante los cuatro meses de invierno. Por eso es el deseo de la comunidad de Israel, que la temporada de lluvias sea buena para los productos del campo.
Simjat Torá es la fiesta con la que terminamos toda la serie de días festivos de Sucot y ese día es conocido como el del Baile de la Torá, ya que en las sinagogas se baila alegremente con los rollos de La Torá.
Durante la mañana son elegidos los jatanim “los novios de la Torá”. El Jatán Torá, se encarga de terminar formalmente la lectura del libro de Deuteronomio, y el Jatán Bereshit vuelve a comenzar con la lectura del relato de la Creación en el libro de Génesis.
Este Shabat es Shabat Jol Hamoed Sucot y es el tercer día de esta fiesta.
Deseo a toda la Comunidad, que habiendo pasado los Iamim Noraim con la solemnidad correspondiente, nos llenemos de alegría y disfrutemos esta gran fiesta.


Jag Sameaj, Shabat Shalom y Moadim le simjá.

Rab. Lic. Ruben Saferstein

PALABRAS DE VIDA


Contra la gastritis (y otras dolencias)

Aprendemos de nuestras Sabios: “La envidia, la codicia y el afán de gloria destruyen la vida del hombre” (Pirkei Avot 4,28) estas “cualidadades” señaladas, lamentablemente. Son muy comunes y generalizadas y la psicología moderna nos mostró los complejos mecanismos por los cuales tantos de nosotros arruinamos nuestra felicidad y empobrecemos nuestra vida. Cuando envidiamos o codiciamos revelamos insatisfacción personal, frustración y un sentido de vida trascendente. Es sabido hasta que punto la envidia puede llevar al individuo a reacciones que lo “carcomen” por dentro y lo destruye, de manera tal que cada éxito del otro se experimenta como una disminución de si mismo. Y por eso nuestros sabios nos advierten que quien desee vivir de verdad debe evitar estas trampas que conspiran contra la realización personal y la integración al medio comunitario y social en general.
Solo tres casos para tener presente:
Caín, pecó por envidia, al envidiar a su hermano Abel cuya ofrenda había sido aceptada por D´s, mientras que la suya fue rechazada.
La generación del diluvio pecó por codicia, y corrupción generalizada por toda la tierra y la generación de la Torre de Babel pecó por afán de gloria cuando dijeron: “Hagámonos un nombre”.
¿Cuál fue el final de cada uno de ellos? Caín pasó el resto de sus días como errante; la generación del diluvio fue borrada de la faz de la tierra, mientras que la generación de la Torre de Babel fue dispersada por todo el mundo.
Por eso, al final de este recordatorio, una cita del Talmud: “todo el que lleva envidia en su corazón corroe sus huesos” (Tratado de Shabat).

Del libro “Virtudes capitales”

Seminarista Dr. Gabriel Pristzker
Director Comunitario

ACERCA DE SUCOT


GUIA DE SUCOT

Sucot, es la fiesta de la alegría. Se celebra del 15 al 21 de Tishrei (del 22 al 30 de Septiembre).En Israel el festejo dura 7 días, donde el séptimo es Shmini Atzeret y Simja Torá. En la diáspora dura 8 días, separando Shmini Atzeret de Simja Torá.Los dos primeros días son festivos (en Israel sólo el primero). Siguen cuatro días de Jol Hamoed (días de semi fiesta) y el séptimo día es Hoshana Raba.

Bendiciones
Bendición de las velas:

Baruj Atá Adonai, Elohenu melej haolam, asher kidshanu bemitzvotav beztivanu, leadlik ner shel Iom Tov.

Bendito eres Tu, Dios nuestro, Rey del Universo, que nos santificaste con tus preceptos y nos ordenaste encender las velas de la festividad.

Todas las noches se recita Sheejeianu después del encendido de las velas
Baruj atá Adonai, Elohenu melej haolam, shehejeianu, vekimanu vehiguianu lazemán haze. Amén.

Bendito eres Tu Adonai, Dios nuestro, Rey del Universo, que nos diste la vida, que nos sostuviste y nos hiciste presenciar este momento.

Horario encendido de velas

Encendido de velas: (22/9) 1* día de Sucot 18.29 hs.
Encendido de velas: (23/9) 2* día de Sucot 19.30 hs.
Encendido de velas: (29/9) Shmini Atzeret: 18.34 hs.
Encendido de velas: (30/9) Simjat Tora: 19.35 hs.

Nombres de la fiesta
Jag Ha Sucot: Fiesta de las cabañas."El día quince del mes séptimo será festividad de las cabañas para el Eterno, que durará siete días (Levítico 23:34), y así: "Viviréis en cabañas esos siete días. Cada nativo de Israel habitará en cabañas, para que vuestras generaciones sepan que hice habitar a los hijos de Israel en tiendas cuando los liberé de la tierra de Egipto" (Levítico 23:42-43).

Jag Haasif: Fiesta de la recolección de frutos.

Zman Simjateinu: tiempo de nuestra alegría

Jag: fiesta

Las cuatro especies
Etrog: parecido al limón

Lulav: rama de palmera

Hadas: rama de mirto o arrayán

Aravá: rama de sauce.
Estas cuatro especies se toman juntas para bendecir, tres de ellas se atan - lulav, hadas y aravá - para simbolizar que el pueblo de Israel solo está completo si todas sus fuerzas se juntan.

Mitzvot de Sucot


Hay 3 Mitzvot, preceptos que debemos cumplir durante la fiesta:
1- Vivir en la Suca
2- Mantener los cuatro elementos juntos (etrog, lulav, arava, hadas)
3- Sentirnos felices.


Ushpizin ( visitas )
Nosotros invitamos a la suca a las almas de nuestros antepasados. Cada día hay un invitado de honor: Abraham, Itzjak, Iaakov, Iosef, Moshe, Aharon y David.Hay quienes agregan a Shlomo a esta lista, en lugar de Iosef. Para ser merecedores de estas visitas debemos invitar gente de carne y hueso, sobre todo aquellos que no han podido construir su propia suca.
La costumbre comenzó entre los místicos de la Kabala y el místico italiano Azariah de Fano, agrega visitantes femeninas a la lista: Sara, Miriam, Debora, Jana, Abigail, Julda y Ester.


Simjat Bet Hashoeva
La fiesta de la recolección del agua: Nuestros sabios dijeron: "Quien no haya visto la alegría de Simjat Bet Hashoeva, no habrá presenciado jamás una verdadera fiesta en su vida". En estos días en los cuales se juzga a mundo en lo referente al agua, si habrá lluvia o sequía, se acostumbraba a extraer agua del manantial del Shiloaj y arrojarla sobre el altar, para pedir así un año colmado de lluvias. Una gran alegría acompanaba a este acto. Se recuerda esta alegría en las fiestas que se realizan durante las noches de jol hamoed con bailes y canciones.


Hoshana
En los días de Jol Hamoed, al concluir la oración de Shajarit y Halel, se recita la oración de "Hoshana", cuando el oficiante y la congregación rodean el Altar donde se lee la Torá.


Hoshana Rabá
Es el último día de Sucot. Marca el final del ciclo de Iamim Noraim, ya que según la tradición, hasta ese día no se cierra definitivamente el Libro de la Vida. Se acostumbra a estar despiertos la noche anterior y estudiar Torá.
En Shabat Jol Hamoed Sucot se lee el libro de Kohelet. La frase principal de esta lectura es "Vanidad de vanidades todo es vanidad" dice Kohelet. Una de las explicaciones es que esta lectura nos induce a preguntarnos si la verdadera felicidad es solo cuando el hombre satisface todas sus necesidades, y el libro responde que la satisfacción material no es la principal, sino el esfuerzo continuo para el perfeccionamiento de las cualidades morales.


Shmini Atzeret
Es una fiesta separada, pero relacionada con Sucot, y su nombre así lo demuestra: Shmini Atzeret, viene a sellar los siete días de festejos. No existe el precepto de la suca o de las cuatro especies, sino el precepto de la alegría por si misma. El nombre "atzeret" demuestra el amor de Dios por su pueblo. Dios les dice al pueblo de Israel, luego de que el pueblo estuvo en Jerusalem durante siete días: "hijos, deténganse un día más, porque me es difícil separarme de ustedes". En esta festividad comenzamos a pedir por las lluvias y recitamos en el servicio de Musaf poemas de lluvia. También se recita la oración de "Izcor", donde recordamos a nuestros seres queridos que ya no estan, en esta realidad terrenal.En la tierra de Israel se festeja también ese día Simjat Torá (en la diáspora se agrega un día más y es por eso que estas dos festividades están separadas).