martes, 1 de marzo de 2011

LA PARASHAT DE LA SEMANA


PALABRAS DEL RABINO

PARASHAT PEKUDEI
פרשת פקודי

“Este es el recuento de los gastado para el tabernáculo, el Tabernáculo del Testimonio, según la cuenta efectuada por orden de Moisés y bajo la dirección de Itamar, hijo del sacerdote Aarón” (Éxodo 38:21)
En esta parashá, que ocupa un capitulo y medio, Moisés presenta un detalle de todos los gastos realizados para hacer el Tabernáculo y todo el mobiliario.
La razón era evitar la sospecha de que parte de ese oro, plata y demás materiales podrían haber sido tomados y no utilizados en la tarea. El Midrash enfatiza en que los líderes del pueblo debían estar por encima de cualquier tipo de sospecha al respecto. Por eso explica que ni siquiera la familia encargada de preparar el incienso para el servicio del Templo permitía a sus propios familiares utilizar el incienso para fines personales. También explica que el oficial que supervisaba el aporte del shekel debía vestir una prenda especial sin bolsillos ni manga larga para que no se sospechase que podría guardar parte del dinero para su propio beneficio (Cantar de los Cantares Rabá 3:7)
Este inventario debía ser llevado a cabo por lo Levitas bajo la dirección de Itamar, hijo de Aarón y comienza con la mención del oro utilizado, así como la plata y demás metales.
El capitulo 39 habla de la ropa de los sacerdotes, y siete veces se lee que cada ítem de la vestimenta fue hecho de acuerdo a las instrucciones Divinas.
Todo el Tabernáculo fue inspeccionado por Moisés, sin que el texto nos diga cuánto tiempo demoró la tarea.
“De tal manera los hijos de Israel cumplieron lo que el Eterno le había ordenado a Moisés. Y vio Moisés toda la obra verificando que había sido hecha como había ordenado el Eterno y los bendijo” (Éxodo 39:42-43)
Ya había sido mencionado anteriormente que todo el pueblo de Israel llevó a cabo la construcción del Tabernáculo.
Después de ello se instala el Tabernáculo y cada parte en el lugar requerido. Así se colocaron los elementos, comenzando por lo más sagrado a lo menos sagrado. La fecha fue dos semanas antes de primer aniversario del éxodo de Egipto y nueve meses desde la llegada al Sinaí.
De este modo termina el libro de Éxodo, teniendo en cuenta que el diseño y la construcción del Mishkán ocupó cuatro parashiot y media.
Shabat Shalom

Rab Ruben Saferstein