viernes, 22 de abril de 2011

PALABRAS DE VIDA



¿Motzí o Matzá?


Por modernos, por postmodernos, por escépticos, por incrédulos o por todo ello junto, muchos seres humanos en la actualidad se resisten a conceder importancia a la ley en y dentro de la religión. Incluso en una discusión que, en apariencia banal, respecto del orden de las bendiciones de la matzá en el Seder de Pesaj, allí, precisamente allí, la halajá (la ley judía) trata de enseñar un valor religioso sustancial.
El tema que planteamos es: ¿Cuál de dos bendiciones se dice primero en el Seder, la brajá especial de la matzá o la brajá usual y cotidiana de hamotzí que se dice sobre el primer trozo de pan que se come en las comidas? (no nos olvidemos que la matzá es el pan Pesaj).
¿Tiene realmente importancia saber cuál precede a cuál si decís una bendición? Tiene y no es un mero legalismo.
Existe una regla en la halajá que establece “tadir usheeinó tadir, tadir kodem” (Talmud Babilónico, tratado Brajot, pagina 51, folio b), “lo usual - cotidiano precede a lo no usual- acostumbrado”. Por lo tanto debe decirse primero el hamotzí (lo usual, cotidiano) y, recién después, matzá (lo excepcional y no frecuente), siendo esta la bendición especial de la festividad (es por la aplicación de esta misma regla, por ejemplo, que nos colocamos primero el talit y luego los tefilin por las mañanas).
En tu vida: ¿reconoces y agradeces lo que ordinariamente te es dado en forma de bendiciones diarias o, lo das por sentado, y solo retribuyes los grandes hechos y sucesos excepcionales?
Creo que mucho de lo que llamamos felicidad depende de la respuesta a esa pregunta.

Dr. Gabriel Pristzker
Director Comunitario