miércoles, 4 de mayo de 2011

COMENZAMOS A ESCRIBIR UN NUEVO SEFER TORAH






Algo maravilloso sucedería esa noche. Nuestra renovada Bimá, sería el escenario de un acontecimiento largamente esperado y soñado.
La sinagoga resplandecía en sencillez, pero sin dudas, en la atmósfera se respiraba lo majestuoso del momento. Solo una suerte de atril y objetos de escritura que utilizaría nuestro sofer en el centro del púlpito y una pantalla gigante, conformaban la única “decoración”.
A las 19.30 una hermosa tefilá de Arvit fue el preludio de lo que minutos más tarde se concretaría: El lanzamiento de la escritura del primer Sefer Torá de la Comunidad Dor jadash.
Concluida la tefilá dirigida por Ruben, Álvaro y Gabi, y acompañada por Damián en el teclado, tuvo lugar el espacio de saludos de muchísimas personas y entidades que por diferentes razones no habían podido acercarse. Entre ellas destacamos las bellísimas palabras de Marcelo Polakoff, actual Presidente de la Asamblea Rabínica, y el mensaje del presidente de la Amia, Guillermo Borger. Muchas personas que se acercaron aún teniendo compromisos pendientes, se hicieron un espacio para estar, como el presidente de OSA, Ing. Manuel Junowicz con su señora esposa. A todos ellos nuestro agradecimiento.
Luego dirigirían la palabra el señor Daniel Kohn, presidente de Fedecc y Masorti Amlat, la de nuestro Presidente, señor Alberto Michalewicz y por último la de nuestro Rabino quien sumándose a lo dicho en los mensajes anteriores, expresó con gran calidez lo que significaba este trascendental acontecimiento para nuestra kehilá y para todo el pueblo judío. Sus emotivas palabras concluyeron con la presentación formal del Sofer Sebastián Grimberg, “un hijo de Dor Jadash”, actual Director Comunitario y referente espiritual de la Comunidad el Jai- Bialik de Devoto, a quien invitó al púlpito.
Sebastián - Grinchu- Grimberg inmensamente feliz, expresó su agradecimiento, en primer lugar a D’s por haberle permitido llegar a ese momento, y luego a todos quienes hicieron posible hacer realidad el sueño de escribir un Sefer Torá. Nos contó lo que sentía cada vez que se contactaba con lo sagrado al escribir, y nos explicó algunas cuestiones de ley judía fundamentales para ejercer la tarea. Y por sobre todo, nos enseñó que la mitzvá no le pertenece solo al escriba, sino que a cada uno de nosotros, nos cabe la mitzvá de “escribir el Sefer Torá”, fuera una letra, un versículo o la Torá en su totalidad.
Cuando parecía que la emoción no tenía límites, llegábamos al momento central.Tres palabras, las primeras del libro de Génesis serían escritas y dedicadas esa noche. Para la primera de ellas Bereshit “En el principio”, fueron convocados dos niños de nuestra kehilá que representaban simbólicamente lo nuevo, el comienzo. La segunda palabra, bará “creó” fue dedicada al señor Aarón Iablonsky en honor a su trayectoria y por el amor puesto en la construcción de la Comunidad Dor jadash. Ajaron ajarón… La tercera palabra dedicada esa noche, nada menos que la palabra “D’s” Elokim fue para nuestro querido Rabino Ruben Saferstein quien al igual a quienes lo antecedieron , posó su mano sobre la del sofer, otrora discípulo, y hoy convertido en maestro, quien lo instruía sobre la fórmula a pronunciar antes de cumplir la Mitzvá de la escritura.
Luego de los abrazos y de las lágrimas de emoción que brotaban sin cesar y que no podíamos ni deseábamos contener, compartimos un magnífico kidush festivo para coronar la gran noche.
Imposible describir lo que sentimos quienes vivimos este gran acontecimiento el pasado jueves 28 de abril, fecha que quedará marcada a fuego como “el antes” de lo maravilloso de esta etapa que comenzamos a construir con la escritura del Sefer.
Durante todo un año, tiempo aproximado que demandará la escritura de nuestra Torá, tendremos todos la oportunidad de escribir, al igual que en el lanzamiento, nuestra letra, nuestro pasuk, parashá o libro. Todos podremos hacer trascendente algo o alguien, honrar la memoria de un ser querido, agradecer por la bendición de la vida, de la salud, del amor, de la familia.
Así, escribiremos esta Torá que no será “la Torá de Dor jadash”, será de todo el pueblo judío, quien frente a ella, celebrará, o recordará cada momento del ciclo de vida judía, aprenderá de ella, leerá y practicarán para la lectura de cada Shabat o Jag, sin que importe de qué lugar de la Tierra provenga.
Estamos felices, emocionados y honrados de haber comenzado con el cumplimiento de esta Mitzvá y especialmente agradecidos por la presencia de todos, amigos, socios, azkanim, profesionales de todas las áreas, quienes dieron muestras de cariño y emoción frente a este acontecimiento que nos une y nutre como kehilá.
¡Mazal tov!


Cita Litvak
Secretaria Comunidad Dor Jadash