miércoles, 19 de enero de 2011

LA PARASHAT DE LA SEMANA


PALABRAS DEL RABINO
Parashat Itro
פרשת יתרו

Esta es una de las pocas Parashiot que lleva por título un nombre propio, en este caso el del suegro de Moisés. La Parashá relata como Moisés describió la epopeya de Israel desde el momento de la esclavitud en Egipto hasta su liberación.
El pueblo de Israel se encontraba transitando por el desierto en dirección a la tierra prometida e Itró visita a Moisés y al pueblo viniendo con Tzipora, la esposa de Moisés y sus dos hijos Gerson y Eliezer.
Itró observó la forma en la que Moisés conducía a su pueblo y le dio algunas sugerencias a fin de mejorar su tarea de liderazgo. Le recomendó delegar ciertas tareas ya que solo no podía hacerse cargo de todo el pueblo de Israel, especialmente en la administración de justicia.
Moisés invitó a su suegro a sumarse a la travesía pero Itró declinó esa proposición, regresando a su lugar de residencia en Midian.
La parte central y fundamental de esta Parashá es el pacto en el Sinaí y la entrega de los Diez Mandamientos pues la llegada a Sinaí constituyó el momento en el que iba a forjar su identidad como nación. La esclavitud y la liberación antecedieron al Brit (pacto) que D´s constituiría con Su pueblo.
La entrega de los mandamientos fue un hecho revolucionario porque estos mandamientos son expresiones de la voluntad de D´s sobre cada individuo y la sociedad en general: los mandamientos conforman obligaciones de tipo religioso, y secular o social, que provienen de D´s y fueron presentadas en forma apodíctica o sea sin ser valoradas como buenas o malas ni tampoco mencionando castigos o penas por su incumplimiento. La motivación subyacente del Decálogo es cumplir con la voluntad Divina.
Los Diez Mandamientos fueron escritos, de acuerdo a la Torá, sobre dos tablas de piedra y no se sabe bien la razón por la cual debían tener esta forma.
La Mejilta de Rabí Ishmael es una composición midráshica halájica del libro de Éxodo que contiene muchísimas referencias hagádicas del libro. La Mejilta fue la que asumió que cada una de las tablas tenía cinco mandamientos reflejando así la tradición artística a partir del siglo XIII que se ve en los manuscritos bíblicos iluminados.
Los Diez Mandamientos gozan de una importancia suprema en la tradición judía. El tratado Tamid de la Mishná señala en los capítulos 4 y 5 que durante la época del segundo Templo, los Diez Mandamientos gozaban de un status especial tal como el Shemá Israel durante el servicio diario. También existen evidencias que los Diez Mandamientos estaban incluidos dentro de los párrafos bíblicos de los Tefilin en algunos segmentos de la población judía. Se encontraron Tefilin de este tipo en Qumran.
Fuentes rabínicas señalan que el uso litúrgico de los Diez Mandamientos se discontinuó en una época a fin de no dar lugar al pensamiento de algunos grupos sectarios, que consideraron que sólo los mandamientos y no el resto de la Torá habían sido entregados en Sinaí.

Shabat Shalom

Lic. Ruben Saferstein

PALABRAS DE VIDA

LAS DIEZ MÁXIMAS
Una nueva lectura de los diez mandamientos
Rabino Rami M. Shapiro


PREFACIO
Las Diez Máximas provienen de Dios. Dios es la Fuente y Sustancia de la Realidad. Así como podemos descubrir las leyes naturales de Dios y ser gobernados por ellas, de la misma manera nos rigen las normas morales de Dios y tenemos la capacidad para develarlas. Estos preceptos están expresados en las Diez Máximas.
Tal como es necesario un excelente científico para revelar una ley natural, se precisa un gran profeta para descubrir la ley moral. Moisés fue uno de los más importantes profetas de la humanidad. Su discernimiento espiritual, orientado hacia la naturaleza ética de la vida, reveló estas Diez Máximas. Fue él quien las enseñó a nuestros antepasados, empleando un lenguaje adaptado a ellos y a su época. Es la sustancia, no la forma, la que constituye el núcleo de su enseñanza.
Lo que sigue es mi lectura interpretativa de las Diez Máximas. Me he ocupado de lo que considero que constituye la sustancia de la enseñanza. Elegí una forma que es sumamente personal y directa. Trasladé el énfasis puesto en que Dios nos ordena mantener la ley en nuestras propias vidas, llevándolo a que cada uno de nosotros solemnemente prometa mantenerla.
Este cambio no es accidental. Vivimos tiempos en los que la elección individual es tanto exaltada como degradada. En el mismo momento declaramos ser libres y víctimas de cada capricho del corazón y de la mente. Estas Diez Máximas están ubicadas dentro del contexto de la elección. Te invitamos a comprometerte a su cumplimiento durante tu vida. Eres libre de elegir vivir con o sin ellas, pero de ninguna manera tienes la libertad para excusarte de hacer la elección.
Es al Maestro vietnamita de Zen, Thich Nhat Hahn, a quien debo el esquema general de estas solemnes promesas. Aunque no busco de manera alguna imponer ideas budistas a textos judíos, le estoy agradecido por haberme ayudado a poder ver mi propia tradición desde una nueva óptica.

ALEF
YHVH

Aquel que no debe ser nombrado y la realidad innombrable, es D’s, La fuente y sustancia de todo ser y su devenir.
Tengo conciencia que el ego permanentemente crea dioses según su imagen y para su propio provecho, prometo solemnemente reconocer todas las ideas acerca de D’s como productos de la cultura humana, ligados por la historia y las circunstancias, eternamente incapaces de definir y describir la realidad más allá de lo nombrable.
También tengo conciencia que la mente humana está abierta a la inspiración de la realidad y es capaz de articular dicha inspiración a través del mito y la metáfora; prometo solemnemente estudiar las múltiples formas de tradiciones religiosas del mundo para apreciar y experimentar más plenamente lo profundo de la espiritualidad, el discernimiento y la creatividad humanas.

BET
YHVH

No puede ser imaginado ni se deben crear imágenes suyas.
Consciente del sufrimiento provocado por la adhesión al dogma y al credo, prometo solemnemente nunca convertir las ideas en ídolos o confundir cualquier “Ismo” por el SER SUPREMO.
Toda enseñanza religiosa es de origen humano y es, por lo tanto pasible de error, apariencia engañosa, prejuicio, arrogancia y manipulación política. Todas las religiones son falsas al alegar cada una de ellas ser la verdadera.
Todas las religiones son verdaderas al reconocer y admitir que no poseen toda la Verdad.
Prometo solemnemente practicar hitbonenut, (contemplación/meditación) como una forma de vaciar la mente de todo pensamiento y despertar así a la Realidad.

GUIMEL
No tomes a D’s en vano haciendo así un mal uso de la religión o la espiritualidad.
Consciente del sufrimiento causado por el mal uso de D’s y la religión en la lucha por el poder, prometo solemnemente nunca confundir mi camino con El Camino, mi verdad con La Verdad, mi idea de D’s con D’s, YHVH, La Realidad.
Me dedicaré a tener humildad en los temas relativos al espíritu, reconociendo que apenas puedo llegar a vislumbrar una parte infinitesimalmente pequeña del todo infinito.
Consciente de esto, prometo solemnemente entablar un diálogo con otras creencias y sus seguidores, buscando un vínculo en común al saber que cada uno de nosotros somos practicantes de una tradición en particular, de una Verdad Universal.

DALET
Guarda el Shabat y distínguelo de los demás días.
Consciente del sufrimiento causado por llevar una vida no reflexiva, prometo cultivar el Shabat como un día semanal de observancia y atención, reservándolo para el descanso, la renovación, la reflexión y el volver a crear. Asimismo, prometo solemnemente cultivar los Shabatot del séptimo año (Año Sabático) y el séptimo ciclo de años (Año de Jubileo). Y prometo solemnemente hacer una revisión de mis prioridades y volver a juzgar las decisiones que he tomado y que me han conducido a este lugar en mi vida. Prometo solemnemente hacer los cambios que puedan ser necesarios para firmemente ubicar mi vida en un camino justo y compasivo. Prometo solemnemente que en el año del Jubileo me liberaré de toda deuda y ayudaré a liberarse a quienes están endeudados conmigo. Prometo solemnemente trabajar por un mundo justo en el que todos puedan ser libres para desarrollarse en su potencial más completo.

HEI
Honra a tu Padre y a tu Madre.
Tengo conciencia del sufrimiento causado por la vejez, la enfermedad y la muerte y prometo solemnemente cuidar a mis padres de la mejor manera que esté a mi alcance.
Aun reconociendo que ningún padre es perfecto, soy consciente de los sacrificios que hicieron por mí y el papel que mi propia conducta desempeñó y continúa teniendo en la evolución de mi familia. Prometo solemnemente cultivar la reconciliación con mis padres y ser merecedor de su respeto, viviendo de acuerdo a lo más elevado que tengo dentro de mí.

VAV
No asesinarás.
Tengo conciencia del sufrimiento causado por la inútil y arbitraria destrucción de la vida; prometo solemnemente cultivar la compasión y la justicia y aprender los caminos para proteger el bienestar de las personas, animales, plantas y minerales. Estoy decidido a no asesinar ni a que otros lo hagan, y a no tolerar ningún asesinato en todo el mundo, ni en mi pensamiento ni en mi forma de vida.
Reconozco que el asesinato no se refiere únicamente al término literal de quitar la vida, sino también a matar la dignidad. Humillar a una persona en público es una forma de crimen. Prometo solemnemente practicar la amabilidad y el respeto hacia todos, aprendiendo a luchar por lo que es justo, evitando caer en aquello que es injusto.

ZAIN
No participarás de una conducta sexualmente inmoral.
Soy consciente del sufrimiento causado por inconducta sexual, prometo solemnemente cultivar mi responsabilidad sexual y no mantener relaciones sexuales sin sentimiento ni compromiso. Estoy decidido a respetar mis compromisos y los de los demás. Haré todo lo que esté a mi alcance para proteger a los niños y los adultos de ser víctimas de abuso sexual, así como a eliminar las enfermedades de transmisión sexual.
Prometo solemnemente honrar mi cuerpo y el de los demás, tratando con respeto y dignidad a todos los seres humanos. Prometo solemnemente mantener la santidad de la sexualidad al jamás degradarla ni degradarme yo mismo a través de la violencia, la ignorancia o el engaño.

JET
No robarás .
Soy consciente del sufrimiento causado por la explotación, la injusticia social, el robo y la opresión y prometo solemnemente practicar las gemilut jasadim (acciones de bondad) hacia todas las cosas.
Prometo solemnemente practicar la tzedaká (solidaridad/generosidad/justicia) compartiendo el diez por ciento de mi tiempo, energía y recursos materiales con quienes estén pasando necesidades.
Prometo solemnemente no robar ni poseer nada que debería pertenecer a otros. Respetaré la propiedad de los demás, pero impediré que otros se beneficien del sufrimiento humano o animal. Prometo solemnemente cultivar shalom (paz e integridad) absteniéndome de cometer actos de violencia, tanto verbales como físicos; haciendo todo aquello que esté a mi alcance para proteger a los demás de la violencia; y, trabajando con otras personas, para abatir la violencia en mi sociedad en su conjunto.

TET
No mentirás.
Soy consciente del sufrimiento causado por las palabras injustas y por escuchar sin prestar atención. Prometo solemnemente cultivar la consideración en el uso de mis palabras y escuchar atentamente. Prometo solemnemente decir la verdad, con palabras que inspiren auto confianza, alegría compasión, justicia y esperanza.
Estoy decidido a no difundir noticias sobre las que no tengo certeza, o compartir verdades que causarán daño innecesario. Prometo solemnemente no criticar o censurar cosas de las que no estoy seguro así como cultivar una mente abierta.
Me abstendré de pronunciar palabras que ocasionen una innecesaria división o discordia y haré que todos los esfuerzos para reconciliar en forma pacífica y compasiva todos los conflictos, por pequeños que estos sean.

IOD
No codiciarás el bien ajeno.
Soy consciente del sufrimiento causado por el consumo indiscriminado y prometo solemnemente cultivar la kashrut (el consumo consciente y ético de la comida, la bebida y de todo aquello que promueva la salud, tanto la personal como la del planeta).
Prometo solemnemente vivir de una manera sencilla, disfrutar de lo que tengo antes de buscar tener más y trabajar honesta y justamente por lo que deseo. Prometo solemnemente honrar los diferentes dones de las personas y respetar la propiedad de los demás, buscando en el éxito de otros las lecciones que sirvan de inspiración a mis propios esfuerzos.

RESUMEN DE LA PARASHA SEMANAL


Resumen de la Parashá

Itró sacerdote de Midián y suegro de Moshé supo de todo lo que Hashem había hecho por Moshé y el Pueblo de Israel sacándolos de Egipto. Tziporá, esposa de Moshé, junto a sus hijos Guershom y Eliézer, regresaron a Midián. Itró posteriormente los llevó a Refidim, lugar donde estaba acampado el pueblo. Itró reconoció el poder del Todopoderoso y Le brindó sacrificios.
Itró aconsejó a Moshé que nombrara jueces que lo ayudaran a juzgar, que él sea sólo el representante del pueblo ante el Eterno. Así hizo Moshé e Itró regresó a Midián.
Transcurrieron tres meses de la salida de Egipto y los Bnei Israel llegaron al desierto de Sinai y acamparon frente al monte. Moshé subió al monte y el Eterno le dijo que instruyera al Pueblo para que recordara como Él los liberó de Egipto. Asimismo, señaló que si el pueblo Le oyese y mantuviera Su pacto, sería un “reino de sacerdotes y un pueblo santo”. Moshé descendió del monte y transmitió esas palabras a los ancianos y al pueblo. El pueblo respondió: “Haremos todo lo que dijo el Eterno”. Hashem le indicó a Moshé, que Él aparecería como una densa nube y de ese modo hablaría a todo el pueblo. Los Bnei Israel debían prepararse en tres días para recibir la Torá y Él bajaría al monte de Sinai. Nadie debía acercarse al borde del monte, ya que el que lo hiciera moriría.
El seis de Siván, o sea, después de transcurridos los tres días, hubo truenos y relámpagos y una espesa nube se posó sobre la cima del monte, con humo y fuego. Se oyó un fuerte sonido de cuerno, que se intensificaba. El pueblo se acercó al pie del monte y Moshé subió a la cima. Se produjo el momento en que el mundo sufriría un cambio histórico, al recibir todos los humanos las raíces de comportamiento moral y religioso, para la eternidad.
El Todopoderoso ordenó Sus palabras, en los Diez Mandamientos:
1.- Yo soy el Eterno, tu Hashem, que te saqué de la tierra de Egipto...
2.- No tendrás otros dioses delante de Mí...
3.- No pronuncies el nombre del Eterno, tu Hashem, en vano...
4.- Acuérdate del Shabat para santificarlo...
5.- Honrarás a tu padre y a tu madre...
6.- No matarás
7.- No cometerás adulterio
8.- No robarás
9.- No levantarás falso testimonio contra tu prójimo
10.- No codiciarás la casa de tu prójimo
El pueblo sintió gran temor por lo que estaba presenciando y pidieron a Moshé que él hablara en lugar del Todopoderoso, pues temían morir.
Luego Moshé se acercó a la espesa oscuridad y recibió una cantidad de leyes, preceptos sobre el culto divino, prohibición de idolatría, erigir un altar de tierra para ofrendar sacrificios al Eterno, y la prohibición al sacerdote de ascender al altar por una rampa, sólo por escalones.

LA HAFTARAH SEMANAL

ISAIAS ( Tissot)
HAFTARAH ITRO

En la haftará de esta semana leeremos una conmovedora profecía dirigida al pueblo de Israel, donde el profeta Ieshaiahu los reprende por no hacer teshuvá (arrepentirse). Sin ningún lugar a dudas, el lector que desee sentirse identificado con el mensaje de la misma, encontrará en las palabras del Rav Mendel Hirsh en su libro "Séder Hahaftarot" algo más que un simple comentario del texto.
Mediante la revelación de la entrega de la Torá en el monte Sinai, D'os nos mostró el camino que nos llevará directamente hacia una Divinidad que retornará al seno de la humanidad, comenzando a través del pueblo de Israel. Israel deberá ser un pueblo consagrado a D'os mediante la realización y el cumplimiento de la Torá. Uno de los caminos para esa concretización es la construcción de un Santuario, del que saldrá la enseñanza y la influencia espiritual para acercar al pueblo de Israel a su tarea. De esa forma, D'os no sólo residirá en el Mishkán (Tabernáculo) sino que también lo hará en el seno del pueblo, en cada uno de ellos.El profeta Ieshaiahu nos muestra la Gloria de D'os que se aleja del Templo. Las personas erróneamente pensaron que si ellos se esmeraban en construirlo a la perfección y con todo lujo de detalles, eso alcanzaría para cumplir con la Voluntad del Creador. Pero se negaron a recibir una dosis de santidad para ellos y para sus vidas. Y no sólo eso, sino que además encaminaron sus vidas en sentido opuesto a ese ideal.Por cuanto que el pueblo de Israel en su mayoría se negaron fuertemente a escuchar, vio el profeta - al comienzo de su misión como tal - que la Divinidad se alejaba. Él vio que los ángeles estaban expectantes, y luego proclamaron la santidad del Creador:
"Y llamó uno al otro y dijo: Santo, Santo, Santo es D'os, llena está toda la tierra de Su Gloria" (6:3)
La santidad es la intención constante de cumplir con la Voluntad Divina sin conflictos y con alegría, y este es un nivel muy elevado en el proceso de perfeccionamiento de la humanidad. Este ideal exige de nosotros inclusive la elevación de nuestra parte material y corpórea hacia el terreno de lo eterno, mediante la autodependencia de nuestros sentidos al régimen de lo obligatorio.
"Y se movieron los parantes de los pórticos a causa de lo voz que llamaba, y el lugar se llenó de humo" (6:4)
Mientras los ángeles proclamaban la santidad de D'os en los cielos y en toda la tierra, el profeta vio que el lugar se estremecía. Todo temblaba pues el Templo, que tendría que haber sido el lugar que D'os eligió para hacer reposar su Divinidad en la tierra sirviendo de intermediario y mensajero, para que sea la primera parte del plan Divino que se concretizaba, no cumplía su función. Por eso el Santuario no podía soportar aquel llamado. A causa de eso, el profeta vio que el fuego del altar se estaba por apagar.
"Y dije: ¡Oh de mí que seré acallado, pues un hombre de labios impuros soy yo,y en medio de un pueblo de labios impuros yo resido, pues al Rey, a D'os, vieron mis ojos!" (6:5)
En ese momento se partió su corazón dentro de él. El no podía decirle al pueblo enceguecido lo que había visto, ya que seguramente no lo entenderían. Todo pensamiento, toda forma de raciocinio está influenciada en mayor o menor medida por la degeneración, hasta tal punto que es obvio y "natural" que el hombre se encierre en sus deseos, ya que para él las palabras tienen otro significado y los conceptos, otro contenido.Pero, he aquí que un ángel acerca a los labios de Ieshaiahu una braza que fue tomada del altar y que parece estar apagada y le hace sentir que todavía una parte de la braza está encendida y para reencenderse necesita el soplido y la respiración del profeta, es decir, su palabra.
"Y escuché la voz de D'os que dice: ¿a quién enviaré y quién irá por nosotros?…"(6:8)
En el momento que él comprendió eso y decidió erguirse lleno de seguridad en D'os para obrar con el objetivo de revivir y mantener la llama sagrada, se fue su debilidad, ella simplemente se alejó de él. En ese preciso instante el profeta Ieshaiahu escuchó el llamado de D'os, al que respondió igual que Abraham Avinu:
"…y dije: Heme aquí, envíame" (6:8)

ESTA SEMANA CELEBRAMOS TU BISHVAT


TU biSHVAT

Es una fiesta de la naturaleza que toma su nombre de la fecha, el "día 15 de Shvat" o "el comienzo del año para los árboles". Lo esencial de la Mitzvá de este día es: comer frutas secas, lectura y cánticos relacionados con los árboles y con la naturaleza de la tierra, juegos con árboles y flores, plantación de árboles y paseos por la naturaleza.
Al comienzo no estaba marcado como un día festivo sino la fecha en la cual se realizaba la separación de los frutos de los árboles: Un árbol que dio frutos antes del 15 de Shvat - es considerado del año anterior, si diera frutos después del 15 de Shvat - es considerado del nuevo año".
En la Mishná aparece Tu biShvat con cuatro comienzos de años, todos ellos fijan las fechas de un nuevo año, "Hay cuatro comienzos de año: el primero de Nisan - el comienzo del año para los reyes y fiestas. El primero de Elul - es el comienzo del año para el año sabático, y de jubileo, para la plantación y las verduras. El primero de Shvat - es el comienzo del año para el árbol como dijo la escuela de Shamai. La escuela de Hilel dice que el 15 de Shvat es el comienzo del año de los árboles".
Las primeros testimonios acerca de la costumbre de comer frutas secas son del siglo XVI. Una costumbre que se desarrolló en Europa y fue traída a Israel con la aliá de los cabalistas provenientes de España y Portugal.

El acto de Tu Bishvat: los grandes Cabalistas de Tzfat desarrollaron en gran manera esta fiesta, y por sobre todo el Ari Hakadosh, ya que estableció para este día una especie de seder - acto- para alegrarnos por los árboles. Se reunían alrededor de una mesa, cubierta de manteles blancos lleno de frutas y adornados por mirtos y flores, se bebía cuatro vasos de vino blanco y rojo, y se estudiaban capítulos de la Torá, Talmud y del "Zohar" referentes a las frutas.
Se agregaban versículos referentes a la redención, y se recitaba una oración especial para el bienestar de los árboles. Rabí Jaim Vital, alumno del Ari Hakadosh, destaca en su libro "Etz Hajaim" que existe un orden fijo y especial en el comer las frutas, y todo tiene su simbolismo. Por intermedio de comer las frutas subimos en los niveles de los mundos: el primer mundo - el mundo práctico, que está simbolizado por diez frutos que por fuera los comemos y lo de adentro se arroja. El más elevado de los mundos es, el mundo de la creación, simbolizado con las frutas que se comen totalmente y no dejan restos.

La plantación de árboles: En la época del resurgimiento del Sionismo comenzó una nueva etapa en la historia de Tu Bishvat, de acuerdo a las nuevas necesidades que se despertaron cuando los pioneros que llegaron a la tierra de Israel la encontraron desolada y abandonada, y el gran desafío era "conquistar la desolación" para lo cual debían plantar diferentes tipos de árboles: árboles frutales para el consumo, árboles huecos para dar sombra, para embellecer y para los bosques.
En el año 1908 decidió la Organización de maestros y maestras jardineras que Tu Bishvat será considerado una fiesta de la naturaleza, una fiesta de plantaciones. Anteriormente existían actos de plantación en diferentes lugares del país, el primero de los se realizó en la Moshava "Iesod Hamaale" en el año 1885. La idea de convertirla en fiesta de las plantaciones surgió por primera vez en la época de la primera aliá, por medio de Zeev Iabetz, escritor e historiador, educador y director de escuela, al comienzo en Iehud y luego en Zijron Iaakov. Esta costumbre fue aceptada por todos con gran entusiasmo, y es respetada hasta hoy dia

Proteccion de la naturaleza:
Las diferentes organizaciones y cuerpos públicos que se establecieron para proteger y cuidar la naturaleza en el país, y mejorar el medio ambiente, junto con el Ministerio de Educación declararon que Tu Bishvat fuera nombrado"Día del cuidado de la naturaleza", y la semana de Tu Bishvat como "Semana del cuidado de la naturaleza". Es costumbre pasear por diferentes lugares del país, sobre todo lugares problemáticos desde el punto de vista del cuidado de la naturaleza, y dedicarse con más amor al cuidado y protección de la naturaleza.

Las costumbres de las colectividades
Izmir - Se acostumbraba a reunir a todos los alumnos en la ciudad para recitar en conjunto 15 capítulos de Salmos en honor al día. El comer las frutas se asociaba con el bienestar del hogar y para bendición en el hogar. El dueño de casa bendecía sobre un pan de trigo, ya que el trigo representa la paz, como está escrito "Ha impuesto la paz en las fronteras, te da en abundancia la grosura del trigo" (Salmos 147:14). El ama de casa lo hacía sobre la vina como está escrito "Tu mujer será como una vina fructífera". (Salmos 128:3). Los niños bendecían sobre la oliva, como está escrito "Tus hijos serán como plata de olivo" (Salmo 128:3), y las ninas bendecían sobre las granas y nueces como está escrito "Gloriosa es la hija del rey dentro del palacio" (Salmos 45:14).
Babilonia - Era costumbre realizar una "Bendición a los árboles", desde el comienzo del mes de Shvat se organizaban grupos que salían a los campos a bendecir a los árboles. Algunos pasaban todo el día en los campos. La fiesta era llamada tafkia el sgar - el florecimiento de los árboles.
India - Acostumbraban a festejar ese día como el día de Eliahu Hanavi. Una tradición judía-india cuenta, que el día 15 de Shvat se reveló Eliahu Hanavi en el kfar Andala cerca de Elishang en Konkan y por eso en su honor en ese día se leen los mismos poemas que se acostumbran a recitar a la salida del Shabat.
Jalab - En vísperas de la fiesta se acostumbraba a leer en la sinagoga los Diez Mandamientos en lengua árabe. Cada una de los mandamientos era vendido y el comprador pagaba por él y luego lo leía.
Kurdistan - Según esta colectividad Tu bshvat es llamado "Idat Ilanai" (fiesta de los árboles), "Sinjat Ilanai" (alegría de los árboles) o "Mazdani Ilanai" (la novedad de los árboles). Se acostumbraba a aumentar en banquetes con frutas y se enviaban a los amigos.
Sefaradies en Jerusalem - Acostumbraban a ir en Tu bshvat a las tumbas de los Sanedrin y de Shimon el tzadik, también visitaban Ein Roguel y se ubicaban a la sombra de los frescos árboles.
Cabalistas - En Tzfat acostumbraban a dirigirse a la cueva de Rashbi en Pekihin, y realizar un acto de recolección de algarrobos del árbol que se encuentra la entrada de la cueva.
En Persia - Era la fiesta de los consuegros. Además de la costumbre de realizar un acto en el cual comen frutas aquellas personas que hicieron una promesa o falleció alguien cercano, los consuegros se enviaban "envíos de frutas" mutuamente.
Los jasidim - Acostumbraban a usar ropa festiva para este acontecimiento. Los dirigentes acostumbraban a realizar grandes banquetes por la noche y por el día de Tu Bishvat, y en el "jeder" el maestro relataba a sus alumnos acerca de las grandezas de la tierra de Israel y la calidad de las frutas.